REUNIÓN ANUAL DE LA SEACV

Las unidades multidisciplinares de pie diabético pueden reducir entre un 50 y 70% las amputaciones

Actualizado 07/10/2014 0:01:01 CET

MADRID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las infecciones del pie son la causa más frecuente de hospitalización de las personas con diabetes y en muchos casos pueden acabar su propiciando su amputación, algo que se puede reducir entre un 50 y 70 por ciento con la puesta en marcha de unidades multidisciplinares, según los datos presentados en la VIII Reunión Nacional de la Sección de Pie Diabético de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV) que se celebra en Cádiz.

La diabetes es la causa más frecuente de amputación no traumática de la extremidad inferior en Europa y Estados Unidos, con una prevalencia que, según diversos estudios, oscila entre el 0,1 y el 0,5 por ciento, si bien en algunos estratos poblacionales alcanza el 8 por ciento.

La doctora Esther Doiz, coordinadora de este encuentro, ha recordado que al menos un 15 por ciento de los diabéticos padecerá a lo largo de su vida alguna úlcera y que alrededor del 85 por ciento de los pacientes que sufren amputaciones las han padecido previamente.

Según esta experta, estos pacientes tienen entre 15 y 40 veces más posibilidades de requerir una amputación que los no diabéticos y los hombres al menos un 50 por ciento más que las mujeres. Esta situación se agrava ya que después de la amputación de una extremidad inferior, la incidencia de una nueva úlcera y/o la amputación contralateral a los 2-5 años es del 50 por ciento.

Además, este problema es especialmente relevante en España, segundo país del mundo solo superado por Estados Unidos con más amputaciones de miembros inferiores a causa de la diabetes tipo 2.

Por estos motivos, es muy importante contar con Unidades Multidisciplinares, ya que reducen los ingresos a través de urgencias y mejoran significativamente la calidad de vida de los pacientes.

Pese a estos buenos resultados, actualmente en España no hay muchas de estas unidades que estén funcionando correctamente. Asimismo, apunta que se debe hacer un esfuerzo mayor en el diagnóstico, ya que hay un elevado porcentaje de diabéticos que no lo está.

"Una vez diagnosticados, se debe detectar el pie de riesgo, para lo que necesitamos una mayor implicación desde Atención Primaria", según ha destacado, a la vez que explica que en cada comunidad autónoma hay distintos protocolos para su identificación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter