¿Por qué triunfan los retos virales?

Grabación del mannequin challenge de Teruel
AYUNTMAIENTO DE TERUEL
Publicado 07/06/2017 14:53:56CET

MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cada cierto tiempo van surgiendo en las redes sociales nuevos retos virales que gran parte de la población decide imitar. "Triunfan porque implican a mucha gente, desde celebridades hasta gente anónima, que puede asumir el reto", detalla Sílvia Sivera, profesora de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación de la UOC, desde donde destacan que las claves pueden ser que se trate de retos solidarios, divertidos y generen sensación de permanencia.

Para la experta, estos son los "retos blancos" (white challenges), virales transversales y universales, en los que no hay peligros, la participación es simple y muy menudo se realizan por diversión o para una buena causa.

El concepto 'challenge' se ha multiplicado en los últimos años, desde el 'Bottle flip', el 'Mannequin challenge', el 'Ice bucket' o el más nuevo 'The floor is lava'. La movilización es la clave del éxito de estos fenómenos. "La gente que participa en los retos virales pasa a ser un elemento activo que crea contenido, más allá de limitarse a compartirlo", considera Sivera.

"Este tipo de retos resulta estimulante porque aporta un plus de emoción y rompe con la cotidianidad", añade Francesc Núñez, sociólogo de las emociones y profesor de Humanidades de la UOC, quien es apoyado por su compañera, la profesora de Psicología, Mireia Cabero, quien recuerda que el hecho de que sean solidarios hace que "tenga un volumen más alto de participación y de impacto".

De hecho, uno de los que consiguió mayor viralidad de la historia fue el Ice bucket challenge, que consistía en tirarse cubos de agua helada por encima, logró recaudar entre 2014 y 2015 miles de dólares para la investigación de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

La segunda razón depende de la sensación de pertenencia o imitación. "Un grupo crea un reto que se relaciona con una serie de etiquetas positivas -tipo diversión, compromiso, etc.- y esto constituye una identidad atractiva para otras personas, que querrán sumarse a ella", explica Cabero.

La tercera es que muchos se deben hacerse en equipo, se pueden hacer con la familia, con grupos de amigos o con compañeros de trabajo. Según Cabero, la gente suele ser más individualista que gregaria y estos "desafíos" son un entretenimiento grupal. A través del reto se genera una serie de emociones positivas compartidas de superación y logro en equipo.

A su viralización ayuda que muchas marcas también se sumen a los retos blancos para conseguir una mayor repercusión y un mayor alcance. Así consiguen crear contenidos que siguen la tendencia marcada por los usuarios y por la red. "Es una forma más de "virofagia", las marcas canibalizan una acción de un tercero y la hacen suya", afirma Sivera.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter