Contador

Investigación

Sustituir el tiempo de televisión por ejercicio reduce los peligros cardiometabólicos en personas de riesgo

Sedentariso, sofá, obesidad
GETTY
Publicado 09/03/2017 12:56:59CET

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

Dedicar diariamente más tiempo a actividades físicas de intensidad moderada-alta y menor tiempo a actividades sedentarias como ver la televisión, se asocia a una menor presencia de factores de riesgo cardiometabólicos tales como la obesidad, la diabetes y algunos componentes del síndrome metabólico en personas de lato riesgo cardiovascular, según los primeros resultados de un estudio realizado por investigadores españoles.

El estudio, publicado este miércoles en 'Plos One', ha sido realizado por la Unidad de Nutrición Humana de la Universidad Rovira i Virgili y el grupo del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBEROBN), conjuntamente con el resto de los 22 centros españoles, que son los que conforman el proyecto PREDIMED-PLUS.

Estudios previos realizados en adultos sanos y personas con diabetes han demostrado que la actividad física y las actividades sedentarias diarias como ver la televisión, influyen de forma importante sobre la salud cardiometabólica. Sin embargo, estas observaciones no se han constatado previamente en adultos de edad avanzada y alto riesgo cardiovascular, población típicamente sedentaria y físicamente inactiva, con alto riesgo de desarrollar enfermedades crónicas.

El estudio ha abordado esta cuestión evaluando diferentes tipos de actividad física y actividades sedentarias (ver la televisión) en una población de 5.576 hombres y mujeres con alto riesgo cardiovascular. Además, han querido ir más allá y evaluar el efecto de sustituir el tiempo de televisión por el mismo tiempo dedicado a diferentes intensidades de actividad física.

La investigación demuestra que el aumento de una hora diaria de actividad física de intensidad moderada-alta (andar rápido, subir escaleras, hacer trabajo en el campo o actividades deportivas) se asocia a una protección de entre un 3-6 por ciento frente a la obesidad, diabetes, obesidad abdominal y colesterol HDL-bajo.

Por el contrario, el aumento de una hora diaria de televisión se asocia a una mayor presencia de dichos factores cardiometabólicos. Además, la sustitución de una hora diaria de televisión por una hora de actividad física moderada-alta se asocia a una protección de estos factores de riesgo cardiometabólicos incluso mayor (3-9%) que la observada al evaluar cada actividad por separado.

Estos resultados demuestran la suma importancia de crear estrategias de salud pública para la prevención de enfermedades cardiometabólicas que se centren en promocionar en sujetos de más de 55-60 años actividades físicas de intensidad moderada-alta, evitar actividades sedentarias y sustituir el tiempo de aquellas actividades más sedentarias por otras de mayor actividad.

El presente estudio llevado a cabo por Núria Rosique-Esteban y el doctor Andrés Díaz-López, investigadores de la Unidad de Nutrición Humana, liderado por Jordi Salas-Salvadó, investigador principal del CIBEROBN del Instituto Carlos III, director de esta Unidad de la URV y Jefe Clínico del Hospital Universitario Sant Joan de Reus, así como y todos ellos miembros del instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili (IISPV), han sido publicados en la revista científica

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter