Sensores tragables revelan misterios de la salud intestinal

Riñón, hígado, colon, intestíno
GETTY
Publicado 09/01/2018 8:19:33CET

   MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Ensayos realizados por investigadores de la Universidad RMIT en Melbourne, Australia, con sensores tragables han descubierto mecanismos en el cuerpo humano que nunca se habían visto antes, incluido un sistema inmune potencialmente nuevo. La nueva tecnología y los hallazgos ofrecen un cambio de juego para una de cada cinco personas en todo el mundo que sufrirán un trastorno gastrointestinal en su vida y podrían conducir a menos procedimientos invasivos, como las colonoscopias.

   La cápsula que se puede ingerir (del tamaño de una píldora de vitaminas) detecta y mide los gases intestinales (hidrógeno, dióxido de carbono y oxígeno) en tiempo real, una información que se puede enviar a un teléfono móvil. El coinvestigador del estudio y coinventor de cápsulas, el profesor Kourosh Kalantar-zadeh, señala que los ensayos demostraron que el estómago humano usa un oxidante para combatir cuerpos extraños en el intestino.

   "Encontramos que el estómago libera sustancias químicas oxidantes para romper y vencer los compuestos extraños que se quedan en el estómago durante más tiempo de lo habitual --explica Kalantar-zadeh. Esto podría representar un sistema de protección gástrica contra cuerpos extraños. Nunca antes se ha informado de este tipo de mecanismo inmune".

   Otra observación nunca antes vista en el ensayo fue que el colon puede contener oxígeno. "Los ensayos mostraron la presencia de altas concentraciones de oxígeno en el colon bajo una dieta extremadamente rica en fibra --describe Kalantar-zadeh--. Esto contradice la vieja creencia de que el colon siempre está libre de oxígeno. Esta nueva información podría ayudarnos a comprender mejor cómo ocurren las enfermedades debilitantes como el cáncer de colon".

   Los ensayos se realizaron en siete personas sanas con dietas bajas en fibra y altas en fibra. Los resultados mostraron que la cápsula muestra con precisión el comienzo de la fermentación de alimentos, lo que destaca su potencial para controlar clínicamente la digestión y la salud intestinal normal. Los ensayos también demostraron que la cápsula podría ofrecer una forma mucho más efectiva de medir las actividades del microbioma en el estómago, una forma crítica de determinar la salud intestinal.

   "Anteriormente, hemos tenido que confiar en muestras fecales o cirugía para muestrear y analizar microbios en el intestino", recuerda Kalantar-zadeh. "Pero esto significaba medirlos cuando no son un verdadero reflejo de la microbiota intestinal en ese momento. Nuestra cápsula ofrecerá un método no invasivo para medir la actividad del microbioma", subraya.

   Ahora que la cápsula ha pasado con éxito los ensayos en humanos, el equipo de investigación está buscando comercializar la tecnología. El coinventor Kyle Berean apunta: "Las pruebas demuestran que las cápsulas son perfectamente seguras, sin retención. Nuestros sensores tragables ofrecen una potencial herramienta de diagnóstico para muchos trastornos del intestino, desde mala absorción de nutrientes de los alimentos hasta el cáncer de colon. Es una buena noticia que un procedimiento menos invasivo sea ahora una opción para tantas personas en el futuro".

   "Nos hemos asociado con Planet Innovation para establecer una compañía llamada Atmo Biosiences y llevar el producto al mercado. Esto llevará a los ensayos en Fase II en humanos y ayudará a recaudar los fondos necesarios para que este dispositivo revolucionario y seguro de monitorización y diagnóstico del intestino quede en manos de pacientes y profesionales médicos", concluye.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.