CUIDADO VISUAL

Los riesgos para la salud de frotarse los ojos

Frotar los ojos, rascar los ojos
FLICKR/MISH SUKHAREV
Publicado 27/12/2016 12:16:43CET

MADRID, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

Especialistas del Instituto de Microcirugía Ocular (IMO) advierten sobre los riesgos para la visión que puede conllevar frotarse los ojos, el tabaquismo y el mal uso de las lentillas, que pueden llegar a producir alteraciones en la superficie ocular y de esta forma, comprometer la salud ocular y visual.

En el caso de pacientes con cierta predisposición genética a padecer irregularidades y malformaciones patológicas en la superficie corneal, conocidas como ectasias, el hábito de frotarse los ojos puede generar micro-traumatismos que dañan progresivamente la superficie de este tejido y que se caracterizan por un adelgazamiento crónico de la córnea, así como por la modificación de su curvatura natural.

"Al frotar en exceso la córnea ejercemos una presión que hace que se deforme progresivamente, dando lugar a un cambio en su forma y curvatura", ha explicado el coordinador del Departamento de Córnea y Cirugía Refractiva de IMO, el doctor José Luis Güell, quien también ha asegurado que aún no se ha establecido la frecuencia exacta con la que frotarse los ojos podría ser perjudicial, pero que está claro que hacerlo a diario "pone al paciente en zona de riesgo".

Aproximadamente 1 de cada 2.500 habitantes del mundo padecen queratocono, una patología congénita que produce un adelgazamiento progresivo de la zona central de la córnea, y uno de cada 500 habitantes posee una predisposición genética a desarrollar la enfermedad siendo el frotamiento habitual de los ojos el primer factor de riesgo que puede desencadenarlo. De hecho, algunos estudios sitúan en un 45 por ciento el porcentaje de casos de queratocono asociados a frotamiento ocular.

El doctor del Departamento de Córnea y Cirugía Refractiva de IMO, Óscar Gris, ha explicado que "hay una estrecha relación entre este hábito y el queratocono, ya sea como desencadenante del mismo o como factor que lo agrava". El especialista también ha destacado la importancia de tener sumo cuidado a la hora de frotarse el ojo, especialmente en el caso de los pacientes con queratocono, una patología que, "es la principal causa de trasplante de córnea en pacientes jóvenes, pese a que si se diagnostica a tiempo puede ser tratado satisfactoriamente con la técnica conocida como 'Crosslinking corneal'".

OTROS FACTORES DE RIESGO

Otros factores como el ojo seco o el uso continuado de pantallas de ordenador y dispositivos móviles puede dar lugar a esta alteración, "lo más común es parpadear entre 14 y 18 veces por minuto, pero las personas que trabajan frente a una pantalla, pueden llegar a reducir mucho esta frecuencia, lo que provoca que la superficie del ojo esté mal lubricada", ha apuntado el doctor Daniel Elies del Departamento de Córnea, Catarata y Cirugía Refractiva de IMO, quien ha recomendado el uso de lágrimas artificiales sin conservantes para evitar la sequedad ocular.

El tabaquismo es otro factor de riesgo de padecer ojo seco, ya que este hábito produce una vasoconstricción o estrechamiento de los vasos sanguíneos, que puede dar lugar a una falta de lubricación de la superficie del ojo y a la consiguiente irritación ocular aunque también existen factores ambientales que pueden producirlo, por ello los especialistas de IMO han recordado que el ojo seco puede deberse a diversas causas y factores que hacen imprescindible un tratamiento personalizado para cada caso.

El mal uso de las lentes de contacto o no seguir los cuidados de higiene necesarios también supone un factor de riesgo por lo que, "en IMO recomendamos que estos pacientes realicen revisiones con el oftalmólogo una vez al año, además de con el óptico optometrista, ya que tienen más posibilidades de padecer una queratitis infecciosa, una infección corneal causada por una bacteria, virus u hongo que debe tratarse inmediatamente para evitar una pérdida de visión", ha explicado la oftalmóloga de IMO especializada en ojo seco y patologías de la superficie ocular, Mercé Morral.

Es imprescindible tener una higiene palpebral adecuada, lavando los párpados con jabón neutro o con toallitas palpebrales y, ante cualquier molestia, los especialistas de IMO recomiendan acudir al oftalmólogo para que pueda determinar la causa y recomendar el tratamiento más adecuado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter