El riesgo de autismo, asociado con infección por herpes durante el embarazo

Embarazada, embarazo
PIXABAY/WIDEPHISH
Publicado 23/02/2017 7:44:43CET

MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las mujeres infectadas activamente con herpes genital durante el embarazo temprano tenían dos veces las probabilidades de dar a luz a un niño más tarde diagnosticado con trastorno del espectro autista (TEA), según un estudio realizado por científicos en el Centro de Infección e Inmunidad de la Universidad de Columbia, en Nueva York, Estados Unidos, y el Instituto Noruego de Salud Pública.

El estudio proporciona pruebas inmunológicas sobre el papel de la infección gestacional en el autismo, informando de una asociación entre los anticuerpos maternos contra el virus del herpes simple 2 (HSV-2) y el riesgo de trastorno del espectro autista en la descendencia, como se revela en un artículo sobre este trabajo publicado en 'mSphere', una revista de la Sociedad Americana de Microbiología.

"Creemos que la respuesta inmune de la madre a HSV-2 podría interrumpir el desarrollo del sistema nervioso central fetal, aumentando el riesgo de autismo", afirma la autora principal, Milada Mahic, investigadora postdoctoral del Centro de Infección e Inmunidad y del Instituto Noruego de Salud pública.

Los autores no creen que el riesgo se deba a la infección directa del feto, ya que ese tipo de infecciones son típicamente fatales, sino que sugieren que los resultados del desarrollo neurológico se deben a la infección primaria o la reactivación de la infección en las madres con inflamación en las proximidades del útero.

Aproximadamente, una de cada cinco mujeres estadounidenses tiene HSV-2, también conocido como herpes genital, una infección altamente contagiosa y de por vida, que generalmente se propaga a través del sexo. Después de un brote inicial, el virus HSV-2 vive en las células nerviosas y está a menudo inactivo, con los brotes disminuyendo en frecuencia a medida que el cuerpo aumenta la inmunidad al virus.

LA ACTIVACIÓN DEL SISTEMA INMUNE MATERNO, VINCULADA CON PROBLEMAS DE DESARROLLO

Los investigadores buscaron explorar el vínculo entre la infección materna y el riesgo de autismo, centrándose en cinco patógenos conocidos colectivamente como agentes ToRCH -'Toxoplasma gondii', virus de la rubéola, citomegalovirus y virus del herpes simple tipo 1 y 2_a cuya exposición durante el embarazo puede llevar a abortos espontáneos y defectos de nacimiento.

Examinaron muestras de sangre de 412 madres de niños diagnosticados con TEA y 463 madres de niños sin TEA inscritos en el 'Autism Birth Cohort Study' supervisado por el Instituto Noruego de Salud Pública. Se tomaron muestras en dos puntos de tiempo
--alrededor de la semana 18 del embarazo y al nacer-- y se analizaron los niveles de anticuerpos para cada uno de los agentes ToRCH.

Los autores hallaron altos niveles de anticuerpos contra el VHS-2, y no contra ninguno de los otros agentes, correlacionados con el riesgo de TEA. Este vínculo sólo fue evidente en las muestras de sangre tomadas en un momento que refleja la exposición durante el embarazo temprano cuando el sistema nervioso fetal experimenta un rápido desarrollo, no al nacer.

El hallazgo refleja datos epidemiológicos anteriores que indican que la activación del sistema inmune materno durante el embarazo temprano a mitad de la gestación está asociada con problemas de desarrollo y de comportamiento a largo plazo en la descendencia.

En total, el 13 por ciento de las madres en el estudio dieron positivo en anticuerpos anti-HSV-2 a mitad del embarazo. De ellas, sólo el 12 por ciento informó tener lesiones de HSV antes del embarazo o durante el primer trimestre, una posible indicación de que la mayoría de las infecciones eran asintomáticas.

El efecto de los anticuerpos anti-HSV-2 sobre el riesgo de TEA sólo se observó en los chicos, no en las chicas. Pero debido a que el número de mujeres con TEA en este estudio es pequeño, los científicos dicen que no hay suficiente evidencia para concluir que el efecto es específico del género, aunque generalmente, el autismo es más común en los varones. A su juicio, se necesitan más análisis para determinar si se necesita detectar y suprimir la infección por HSV-2 durante el embarazo.

"La causa o las causas de la mayoría de los casos de autismo se desconocen", dice el autor principal W. Ian Lipkin, director del Centro de Infección e Inmunidad. "Pero la evidencia sugiere un papel tanto de factores genéticos como ambientales. Nuestro trabajo sugiere que la inflamación y la activación inmune pueden contribuir al riesgo. El virus herpes simple 2 podría ser uno de numerosos agentes infecciosos involucrados", concluye.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter