8 razones para dejar de fumar

DEJAR DE FUMAR
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / MARC BRUXELLE
Publicado 31/05/2018 8:38:32CET

   MADRID, 31 May. (EDIZIONES) -

   Millones de personas siguen fumando en el mundo a pesar de que está más que comprobada su alta influencia en la aparición o agravamiento de enfermedades graves, tales como el cáncer, o la EPOC, por ejemplo. Si nos paramos a pensar sobre cuáles son los beneficios de fumar realmente no nos viene ninguno a la cabeza. Gastamos dinero y lo más importante, intoxicamos nuestro cuerpo, perjudicamos a nuestra salud, y la de los que nos rodean.

   Según la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), el tabaco causa la muerte de más de 650.000 personas cada año en la Unión Europea, y de 50.000 en España, de los que 3.000 son fumadores pasivos. Además, 1 de cada 6 consumidores de tabaco fallece entre los 35 y los 69 años. Asimismo, destaca que cada año más de 20.000 fallecidos se deben al cáncer de pulmón, sin olvidar que fumar cigarrillos causa por lo menos el 30% de todas las muertes por cáncer.

   Por ello, el director de la Unidad de Control del Tabaco del Instituto Catalán de Oncología, el doctor Esteve Fernández, recuerda que fumar representa una enfermedad crónica, es una adicción, como lo puede ser el alcoholismo y los beneficios de esta práctica sólo son nocivos para nuestra salud.

   Así, el también director del Centro Colaborador de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Control del Tabaco enumera en una entrevista de Infosalus las razones más importantes para dejar de fumar, y que a su juicio explicarían por qué el tabaco es tan nocivo para nuestra salud:

   1.- El tabaco tiene diferentes efectos malignos para nuestra salud. El cáncer de pulmón es el más famoso. Pero el tabaco produce diferentes tipos de cánceres importantes y está relacionado también con el cáncer de laringe, de faringe, de esófago, de estómago, de páncreas, de vesícula urinaria, de vesícula biliar, de vías biliares, así como algunos tipos de leucemias, entre otras muchas enfermedades.

   2.- "Realmente los tóxicos del tabaco afectan a todo el organismo a pesar de que se piense que la diana principal es el aparato respiratorio. Se intoxica al cuerpo con sustancias que previsiblemente le van a hacer enfermar, y seguramente que gravemente. Cada cigarro en una calada puede aportar 70 sustancias cancerígenas", argumenta.

   3.- Otro gran grupo de enfermedades que obligan a dejar de fumar son las enfermedades cardiovasculares, tanto el infarto de miocardio como la enfermedad coronaria, los accidentes vasculares cerebrales, que incluyen hemorragias e infartos cerebrales, así como la enfermedad vascular periférica, y también la aneurisma de aorta. "Es decir, todas las enfermedades cardiovasculares que representan la gran causa de mortalidad en españoles. Aquí el tabaco es el gran factor de riesgo", sentencia Esteve.

   4.- El tabaquismo favorece igualmente la aparición de las enfermedades respiratorias, destacando la EPOC, una enfermedad que acaba matando y lentamente. "Con la EPOC si no se deja de fumar acaba con los pacientes de forma progresiva y crónica", advierte.

   5.- Por los fumadores pasivos. "El tabaquismo pasivo mata decenas de miles de adultos no fumadores en la UE de forma anual. No sólo hay que dejar de fumar por uno mismo. También hay que hacerlo por la salud de los demás. El fumador perjudica a las personas que tiene cerca de él cuando fuma. Es algo que se conoce desde hace 20 años y por eso se han motivado los cambios legislativos recientes. Un no fumador expuesto al humo de tabaco tiene un riesgo relativo de cáncer de pulmón un 20% más grande que un no fumador que no conviva, y en caso de infarto de miocardio un 25% más de riesgo de padecerlo", indica el especialista.

   6.- Por la salud de los niños, que son especialmente vulnerables a los efectos del tabaco. Estos se ven expuestos al humo del tabaco de padres o familiares o amigos que pasan tiempo con ellos y por ello tienen más riesgo de infecciones respiratorias, de asmas, o de otitis media. En el caso de los recién nacidos y de los lactantes, Esteve advierte de que la maduración pulmonar es más lenta, y además en madres fumadoras el riesgo de muerte súbita del lactante es mayor, y los hijos de madres fumadoras tienen mayor bajo peso al nacer. Según la OMS, alrededor de 250 millones de los niños que están vivos en el mundo hoy morirán por causa del tabaco.

   7.- La pérdida de libertad que origina el tabaco: "Si lo piensas fríamente, lo normal no es que metamos una planta en un papel que se haga quemar e inhalemos el humo que se desprende. El tabaco como uso recreacional en el fondo es una trampa porque se accede a una sustancia que es adictiva y sobre la cual la voluntad que se tiene de consumirla se tiende al segundo término. Un motivo para no fumar es la pérdida de libertad que origina el propio tabaquismo. Una vez que lo pruebas y te enganchas la decisión de seguir o no fumando depende de la adicción. Es la gran baza de la industria del tabaco, vender una sustancia que la gente tiene necesidad de ella".

   8.- Precisamente, otro motivo importante para dejar de fumar, a juicio de este colaborador de la OMS es el no hacerle el juego a la industria tabacalera. "En la actualidad sabemos que las plantaciones de tabaco están en países marioneta, con dudosa calidad democrática, que en vez de cultivar cocos o plátanos cultivan tabaco, y han hecho depender toda la economía del país en las plantaciones del tabaco, cuando otras agriculturas serían menos perjudiciales. Lo único que quieren las empresas tabaqueras es aumentar el margen de negocio que es muy grande", concluye Esteve.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.