¿Puede aumentar la presión arterial beber de una lata?

Actualizado 22/12/2014 17:49:23 CET

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El  bisfenol A (BPA), un producto químico utilizado como revestimiento para latas, está en todas partes y su consumo se ha asociado con presión arterial alta y variabilidad de la frecuencia cardiaca, además de que, según demuestran estudios anteriores, el BPA puede pasar a los alimentos y las bebidas.

   Hasta ahora se sabía que el bisfenol A produce un efecto perjudicial cuando se une a receptores de hormonas, además diversos estudios señalan que su abuso suprime un gen esencial para la función de las células nerviosas y para el desarrollo del sistema nervioso central.

   Ahora, investigadores afirman que beber o comer de latas con bisfenol A (BPA) podría aumentar la presión arterial, según una nueva investigación publicada en 'Hypertension: Journal of the American Heart Association'.

   "Un aumento de 5 mm Hg de en la presión arterial sistólica por beber dos bebidas enlatadas puede causar problemas clínicamente significativos, sobre todo en pacientes con enfermedad cardiaca o hipertensión", alerta Yun-Chul Hong, autor del estudio, director del Departamento de Medicina Preventiva y director del Centro de Salud Ambiental de la Escuela de Medicina de la Universidad Nacional de Corea del Sur, en Seúl. "Un incremento de 20 mm Hg en la presión arterial sistólica duplica el riesgo de enfermedad cardiovascular", añade.

IMPORTANTE PARA LOS LEGISLADORES

   En este trabajo, los autores realizaron un ensayo aleatorio cruzado con 60 adultos, en su mayoría mujeres de Corea, a partir de 60 años. Cada participante visitó el sitio de estudio en tres ocasiones y se le proporcionó al azar leche de soja, bien en botellas de vidrio o latas. Más tarde, se recogió su orina y se analizó su concentración de BPA, la presión arterial y la variabilidad de la frecuencia cardiaca dos horas después del consumo de cada bebida.

   La concentración urinaria de BPA aumentó hasta en un 1.600 por ciento después de consumir bebidas enlatadas en comparación con los niveles detectados tras ingerir bebidas de botellas de vidrio. La leche de soja es la bebida ideal para esta prueba porque no tiene ningún ingrediente conocido que aumente la presión arterial, según los investigadores.

   El estudio puede proporcionar información importante para los legisladores, los médicos y el público sobre los riesgos cardiacos asociados con BPA, adelantan los científicos. "Sugiero que los consumidores traten de tomar alimentos frescos o de botellas de vidrio en lugar de alimentos enlatados y espero que los fabricantes desarrollen y utilicen alternativas saludables al BPA para el revestimiento interior de los envases de lata", concluye Hong.