Nueva investigación

La prediabetes puede causar daño a los nervios motores

Cerebro
GETTY//ALEX-MIT
Publicado 12/04/2016 6:44:32CET

   MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Los resultados de un pequeño estudio de personas con dolor por hormigueo en las manos y los pies añaden evidencia de que la llamada prediabetes es más perjudicial para los nervios motores de lo que se pensaba hasta ahora, como informa un artículo sobre el estudio publicado este lunes en la edición digital de 'Archives of Neurology'.

   Neurólogos del Hospital Johns Hopkins, en Baltimore, Maryland, Estados Unidos, dicen que el estudio de pacientes con neuropatía de fibras pequeñas mostró deterioro inesperado en toda la longitud de las fibras nerviosas sensoriales, en lugar de sólo en los extremos más largos primero, un hallazgo que creen que desafía la sabiduría convencional sobre cómo se pensaba que se deterioraban los nervios.

   En el transcurso de los tres años de evaluación de 62 participantes, 13 de ellos con prediabetes, los investigadores encontraron que en las personas con prediabetes se produce daño generalizado y que este trastorno precursor puede ser menos benigno de lo que la mayoría de los médicos consideran.

   "Comparo la neuropatía de fibras pequeñas que el canario en la mina de carbón --dice el autor principal, Michael Polydefkis, profesor de Neurología en la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins y director del Laboratorio de Nervio Cutáneo Cutáneo--. Señala el comienzo de deterioro de los nervios que con el tiempo implica otros tipos de fibras nerviosas y se hace más evidente y dramáticamente afecta a la calidad de vida de las personas".

   "Los resultados de este nuevo estudio añaden urgencia a la necesidad de una mayor proyección de las personas con el trastrono y una intervención más rápida", agrega este investigador. Las fibras nerviosas de diámetro pequeño llegan a la superficie de la piel y su daño está frecuentemente marcado por el desarrollo de ardor en los pies.

   Pero las pruebas de rutina de los nervios, al igual que la conducción nerviosa y los exámenes de rutina, a menudo no logran identificar el daño nervioso porque esas mediciones sobre todo evalúan el daño a las fibras nerviosas de gran diámetro. La causa más común de neuropatía de fibras pequeñas es la diabetes, señala Polydefkis, pero también puede ser causada por lupus, el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), la enfermedad de Lyme, la patología celiaca o el alcoholismo.

   En un esfuerzo por medir con mayor precisión el daño en las fibras nerviosas pequeñas en personas con pequeños síntomas de neuropatía en las fibras, Polydefkis y su equipo tomaron muestras pequeñas de piel --del tamaño de un gran peca-- de 52 pacientes diagnosticados con neuropatía de fibras pequeñas y 10 controles sanos.

IGUAL AFECCIÓN EN FIBRAS NERVIOSAS LARGAS Y CORTAS

   De los 52 pacientes incluidos en la investigación con neuropatía de fibras pequeñas, 13 tenían prediabetes, 14 diabetes tipo 2 y 25 azúcar en la sangre normal y una causa desconocida de neuropatía. Los participantes estaban entre mediados de los 40 y finales de los 60 años y un poco menos de la mitad eran mujeres. Se tomaron muestras de piel del tobillo, la parte inferior del muslo cerca de la rodilla y la parte superior del muslo y tres años más tarde, se tomaron muestras de las mismas zonas en el mismo grupo de comparación.

   Los científicos realizaron análisis microscópico de las muestras de piel para determinar la densidad de las pequeñas fibras nerviosas con el tiempo. Según el autor principal de la investigación, Mohammad Khoshnoodi, profesor asistente de Neurología de la Universidad Johns Hopkins, una menor densidad de fibras indica más daño a los nervios.

   Al principio, según este experto, todos los pacientes con neuropatía de fibras pequeñas presentaban un menor número de fibras nerviosas en el sitio de prueba en el tobillo en comparación con la parte superior del muslo, lo que demuestra mayor daño del nervio cuanto más abajo se mide en la pierna.

   Después de tres años, los tres grupos de aquellos con neuropatía de fibras pequeñas perdieron las fibras nerviosas en el sitio estudiado en el tobillo. Pero lo que sorprendió a los investigadores fue que las fibras nerviosas se perdieron a tasas similares en los sitios del muslo inferior y superior, un fenómeno que no se hubiera esperado si las fibras nerviosas más largas fueran las más vulnerables.

   "A todos nos han enseñado en la Escuela de Medicina que los nervios más largos se degradan en primer lugar y hemos demostrado que esto no siempre es así", apunta Khoshnoodi. Los pacientes con prediabetes o diabetes tenían al menos un 50 por ciento menos de fibras nerviosas pequeñas en sus tobillos inicialmente que los participantes con neuropatía de fibras pequeñas de causa desconocida, lo que indica que estos pacientes comenzaron el estudio con más daño en sus pequeñas fibras nerviosas.

   Los pacientes con prediabetes continuó sufriendo mayor daño a sus pequeñas fibras nerviosas en el transcurso del estudio; perdiendo aproximadamente el 10 por ciento de su densidad de fibras nerviosas cada año en todos los sitios analizados a lo largo de la pierna. Los pacientes con diabetes también perdieron tasas similares de fibras nerviosas a lo largo de los tres sitios analizados de la pierna.

   "Yo esperaba que las personas con diabetes estarían peor, pero no que las personas con prediabetes experimentaran una tasa similar de degradación de sus fibras nerviosas pequeñas", dice Polydefkis. Khoshnoodi advierte que el estudio fue pequeño y que otros factores, además de azúcar en la sangre, como el tabaquismo, la presión arterial alta y el colesterol alto, también pueden haber contribuido a la disminución.

   Así, los investigadores consideran que deben realizarse más estudios que se ocupen de estos factores de riesgo para determinar si la prediabetes es tan debilitante para los nervios como la diabetes. Según el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de Estados Unidos, se estima que 20 millones de personas en el país tienen alguna forma de neuropatía periférica y que alredecor del 50 por ciento de las personas con diabetes sufre neuropatía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter