¿Por qué se producen?

Los pies planos se pueden heredar y ¿duelen?

Pies planos, huella, pisada
BAI1RAN/GETTY
Actualizado 08/04/2017 11:48:32 CET

   MADRID, 8 Abr. (EDIZIONES) -

    "La bóveda plantar es el arco normal que presenta la planta del pie. Su función es la de amortiguar las presiones durante la pisada y facilitar el impulso al caminar y en la carrera. Cuando desparece el arco normal se denomina 'pie plano'. En el pie plano hay un componente hereditario genético que predispone a esta alteración, especialmente en relación a la hiperlaxitud ligamentaria", explica a Infosalus el doctor Carlos de Teresa Galván, médico especialista en Medicina del Deporte.

   Así, señala que el mantenimiento del arco plantar depende de la estructura ósea del pie, de los ligamentos y de forma muy importante, del desarrollo muscular.

   "Desde los primeros años de vida el pie va conformando su estructura, especialmente según se desarrolla su musculatura. El mantenimiento de la hiperlaxitud del pie por falta de actividad de la musculatura plantar, o por un aumento de la carga (como sucede con el sobrepeso), aumentan el riesgo de sufrir un pie plano. Por eso se aconseja la realización de ejercicio como caminar de puntillas o descalzo por superficies de arena o césped que estimulan la actividad de la musculatura plantar", recomienda este experto, miembro de la junta de gobierno de la Sociedad Española de Medicina del Deporte.

   Según reconoce el doctor De Teresa, el pie plano es la causa "más frecuente" de consulta por alteraciones en podología, si bien advierte de que la causa más frecuente de pie plano es el pie plano laxo infantil, una patología benigna, y por la que se deben descartar otras causas secundarias a otras patologías como enfermedades neurológicas, alteraciones en los huesos del pie, enfermedades reumatológicas o endocrinas.

EL DOLOR A LARGO PLAZO

   "El principal síntoma es el dolor que se presenta a largo plazo y en relación con las actividades de carga prolongadas, ya que el pie plano tiene mayor dificultad en la dispersión de las cargas durante las actividades como la carrera", precisa el experto en Medicina deportiva, al mismo tiempo que indica que esta patología es normal en la infancia hasta los 3 o 4 años, cuando el pie conserva aún una mayor flexibilidad.

   "A partir de esta edad el crecimiento y el aumento de la actividad muscular hacen que se comience el cambio en la estructura del arco plantar", agrega.

   El también profesor del departamento de Fisiología de la Universidad de Granada comenta que el tratamiento del pie plano es doble. Como tratamiento principal en el pie plano laxo dice que se debe hacer un trabajo muscular para el mantenimiento del arco plantar, aumentando su resistencia.

   "Este tratamiento debe acompañarse, pero no en todos los casos, de un tratamiento ortopédico, basado en el diseño de plantillas individualizadas para cada pie, con refuerzos rígidos que eleven el arco plantar de la forma más fisiológica posible.

   Las plantillas deberían estar sueltas dentro del calzado, y éste debe conferir estabilidad en la zona posterior y mitigar las presiones a nivel de la base de los dedos", añade el especialista, precisando también que el tratamiento quirúrgico queda reservado para un bajo número de casos de mayor gravedad (menos del 2% de los casos).

¿PRONÓSTICO: SE SOLUCIONA EL PIE PLANO?

   El especialista recalca que la mayor parte de los pies planos tiene buen pronóstico y hasta un 98% de los casos son benignos (hiperlaxitud con buena movilidad), y tan sólo el 2% son graves (reducción de movilidad, y grave alteración funcional). "La mejora del pronóstico va ligada al desarrollo de la musculatura propia del pie, y a la utilización de ortesis para evitar los riesgos ligados a las actividades de mayor carga", apunta.

   Asimismo, De Teresa explica que las principales complicaciones provienen de las sobrecargas articulares que se producen durante el hundimiento de la bóveda plantar. "Así, los procesos artrósicos en las articulaciones del tarso del pie son más frecuentes en las personas con pies planos, ya que estas articulaciones se ven sometidas a mayor carga de forma habitual. De igual forma, la alteración en la posición del pie resulta en una modificación en la postura, con rodillas en valgo (en X o hacia dentro), y el tronco suele adoptar una posición cifótica más inclinada hacia delante", agrega.

CUÁNDO ACUDIR AL ESPECIALISTA

   Una gran parte de los pies planos son asintomáticos pudiendo pasar inadvertidos durante tiempo. Sin embargo, la presencia de dolor, la sensación de cansancio y pesadez, o las alteraciones en la mecánica de la marcha (con pies hacia dentro y rodillas en X, son la principal causa para acudir al especialista, indica De Teresa.

   Como el dolor del pie plano está muy ligado a la presencia de contracturas musculares y sobrecargas articulares, el especialista recomienda la práctica de ejercicios para mejorar el tono y la resistencia muscular, y también para disminuir la presión articular al facilitar el alineamiento y la mecánica del pie.

   "Las plantillas se deben utilizar como medida de prevención frente a las actividades con sobrecargas mantenidas para las estructuras del pie. La alternancia de ejercicio con el uso de plantillas son la mejor medida de prevención y tratamiento. Las plantillas deben ser evitadas en los casos de contracturas musculares más dolorosas", sentencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter