Contador

Repunte de casos en Europa

Un paciente con sarampión puede contagiar hasta 20 personas

Sarampion
CDC/ DR. EDWIN P. EWING, JR./WIKIMEDIA
Actualizado 07/04/2017 12:41:30 CET

   MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La responsable del Grupo de Vacunas de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), Belén Aguirrezabalaga, ha avisado de que un paciente con sarampión puede contagiar a entre 15 y 20 personas, por lo que ha destacado la importancia de la vacunación.

   La experta se ha pronunciado así tras el aviso de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el repunte de casos de sarampión que está ocurriendo en Europa ya que, según ha informado, en el año 2015 se produjeron 134.200 muertes por esta enfermedad en todo el mundo. Además, en España, los brotes se suceden desde hace unos años y, precisamente este año, en Cataluña se han confirmado 41 casos desde Enero, siendo el primer caso importado.

   Afortunadamente, la vacunación ha reducido la mortalidad mundial en un 79 por ciento entre el año 2000 y el 2015, lo que convierte a esta vacuna en una de las mejores inversiones en salud pública. Es por eso que se ha creado un Plan Estratégico Mundial contra el Sarampión y la Rubéola para el periodo 2012-2020. El objetivo para el año 2020 es lograr la eliminación del sarampión y la rubéola como mínimo en cinco regiones de la OMS.

   No obstante, y aunque esta enfermedad es poco frecuente en España gracias a las coberturas vacunales alcanzadas, SEPEAP ha alertado de que desde hace unos años se padecen brotes periódicos de la misma, esto sucede cuando la cobertura por vacunación baja del 95 por ciento recomendado por la OMS.

UN 20% DE LOS CASOS DE SARAMPIÓN SON PACIENTES SIN VACUNAR

   De hecho, un 20 por ciento de los casos de sarampión se han producido en personas no había recibido ninguna dosis de vacuna, mientas que un 41 por ciento de los afectados desconocía su estado vacunal. Además, el 24 por ciento de los casos del brote en Cataluña del año 2014 sucedieron por contagio de los propios sanitarios.

   En concreto, la contagiosidad se inicia un promedio de 5 dais antes de la aparición del exantema y se mantiene 5 días después del mismo. El contagio se produce a través de la tos y estornudos del paciente, siendo el tiempo medio de su incubación es de unos 10-12 días. Los primeros síntomas suelen aparecer 10 días después del contagio y la manifestación en la piel, 14 días después del mismo.

   El curso de la enfermedad presenta unas fases clínicas "muy bien definidas": incubación, fase prodrómica (fase catarral con la facies sarampionosa y las manchas de Koplik), fase exantemática (maculopapuloso de tipo centrífugo) y fase de declinación (descamación cutánea).

   "La vacuna contra el sarampión está incluida en la Triple vírica (sarampión, parotiditis, rubéola). En nuestro medio los niños reciben dos dosis a lo largo de la infancia, actualmente en calendario vacunal a los 12 meses y 3-4 años. Queda, por tanto, mucho camino por recorrer para lograr el objetivo propuesto por la OMS. La vacunación es la pieza clave, debemos insistir en ella", ha zanjado la organización.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter