Y 10,4 MILLONES DE NUEVOS CASOS

La OMS urge más recursos contra la tuberculosis, que causa 1,8 millones de muertes

Tuberculosis
FLICKR/DAY DONALDSON
Publicado 14/10/2016 18:19:06CET

   MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que en el último año se registraron 10,4 millones de nuevos casos de tuberculosis y 1,8 millones de muertes por esta causa, lo que muestra que las medidas y las inversiones realizadas hasta el momento son "insuficientes" para acabar con esta enfermedad a nivel mundial pese a que han salvado la vida a más de tres millones de afectados.

   El último informe mundial de tuberculosis publicado por este organismo de Naciones Unidas, con datos relativos a 2015, muestra como la prevalencia de la enfermedad es en realidad más elevada de lo que se estimaba hasta ahora, según un reciente estudio realizado en La India, el país más afectado a nivel global.

   De hecho, este país asiático, junto a Indonesia, China, Nigeria, Pakistán y Sudáfrica, acumulan el 60 por ciento de la carga global de la enfermedad.

   La OMS asegura que la mortalidad ha logrado reducirse un 22 por ciento en los últimos 15 años pero, pese a ello, sigue estando entre una de las diez causas principales de muerte en el mundo en 2015, con más fallecimientos que los causados por la malaria o el VIH. De hecho, 0,4 millones de muertes eran pacientes coinfectados por el virus del sida.

   Asimismo, lamenta que la tasa de reducción de los casos de tuberculosis en 2015 se mantuvo en el 1,5 por ciento con respecto al año anterior, por lo que es necesario que aumente al 4-5 por ciento para el año 2020 si se quieren alcanzar los objetivos fijados por la Asamblea Mundial de la Salud para el 2030, que buscan una reducción del 90 por ciento de la mortalidad y del 80 por ciento del número de casos.

   "Nos enfrentamos a una batalla cuesta arriba para alcanzar los objetivos mundiales en la lucha contra la tuberculosis. Es necesario intensificar los esfuerzos en este sentido. De lo contrario, los países seguirán yendo a la zaga de esta epidemia mortal y no alcanzaremos estos ambiciosos objetivos", ha asegurado Margaret Chan, directora general de la OMS.

POCO MÁS DE LA MITAD DE CASOS FUERON NOTIFICADOS OFICIALMENTE

   Dos de los principales problemas para conseguir ese objetivo, según muestra el informe, son las deficiencias tanto en la realización de pruebas diagnósticas como en la notificación de nuevos casos. Así, de los 10,4 millones de nuevos casos registrados en 2015 solo 6,1 millones se detectaron y notificaron oficialmente.

   Del resto, la mayoría se debe a una insuficiente notificación de los casos, sobre todo en los países con grandes sectores privados no regulados, y a que la enfermedad está infradiagnosticada en los países donde el acceso a la atención sanitaria es más difícil.

   De igual modo, la multirresistencia de los bacilos tuberculosos continúa causando una crisis de salud pública ya que la OMS calcula que unas 480.000 personas enfermaron de tuberculosis multirresistente en el último año. Tres países (India, China y Rusia) concentraron la mayor carga de enfermedad y, a nivel global, concentran casi la mitad de los casos registrados en todo el mundo.

   En estos casos, los problemas para detectarlos y tratarlos también siguen siendo un problema ya que en 2015 sólo una de cada cinco personas reunía las condiciones necesarias para recibir un fármaco de segunda elección y las tasas de curación en el mundo, que están en torno al 52 por ciento, continúan siendo bajas.

"Los escasos progresos alcanzados en la lucha contra la tuberculosis son una tragedia para los millones de personas que sufren esta enfermedad. En el momento actual, para salvar más vidas necesitamos proporcionar más pruebas de diagnóstico rápido, más medicamentos y más pautas terapéuticas a quienes los necesitan", ha destacado Mario Raviglione, director del Programa Mundial de la OMS contra la tuberculosis.

   La OMS lamenta que muchos países dependen todavía "en gran medida" de donantes internacionales y calcula que se necesitan al menos mil millones de dólares adicionales al año para agilizar el desarrollo de nuevas vacunas, test diagnósticos y medicamentos.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter