Análisis más completo de los casos

El nuevo coronavirus no causará una epidemia como el SARS, porque no se propaga tan fácilmente

Actualizado 26/07/2013 14:57:13 CET

MADRID, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

A pesar de su alta tasa de mortalidad actual, una nueva revisión de los casos que se han producido muestras que "es poco probable" que el nuevo del síndrome respiratorio Oriente Medio (MERS), que surgió en Arabia Saudí el año pasado, cause una epidemia como la que provocó el síndrome respiratorio agudo severo (SARS) en 2002, ya que no se propaga tan fácilmente.

El análisis clínico, del que se acaba de publicar un avance, es el más completo realizado hasta la fecha del nuevo coronavirus. Los investigadores que lo están llevando a cabo, pertenecientes a centros británicos y de Arabia Saudí, ha explicado que, si bien existen muchas similitudes entre MERS y el sí SARS -que causó más de 800 muertes en todo el mundo- también les distancian importantes diferencias.

El coronavirus MERS, que puede causar tos, fiebre y neumonía, surgió el año pasado y se ha extendido desde el Golfo de Francia, Alemania, Italia, Túnez y Reino Unido; por el momento, la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha informado de la muerte de 45 personas y de 90 casos confirmados por laboratorio.

El profesor e enfermedades infecciosas y salud internacional en la Universidad College de Londres, Ali Zumla, afirma que el estudio muestra la evidencia de que una gran epidemia MERS con cientos de muertos es poco probable. "Es muy poco probable que se produzca cualquier epidemia", ha explicado, tratando de mandar un mensaje tranquilizador a la población.

El MERS se identificó por primera vez hace 15 meses y ha habido 90 casos reportados hasta el momento; mientras que el SARS, se extendió mucho más rápidamente, infectando a más de 8.000 personas entre noviembre de 2002 y julio de 2003.

Un estudio previo de cómo el virus infecta a las personas MERS encontraron que los receptores se une al son comunes en los pulmones y las vías respiratorias inferiores y pero no en las vías respiratorias nariz, la garganta y la parte superior. Algunos expertos piensan que esta es la razón por MERS no está actualmente extendiendo con facilidad de una persona a otra.

En el mismo sentido, el viceministro de salud pública de Arabia Saudí, quien dirigió la investigación, Ziad Memish, afirma que "hasta el momento hay poco que indique que MERS seguirán un camino similar al SARS".

Por otra parte, el estudio muestra que en el MERS murieron alrededor de 60 por ciento de los pacientes infectados que además estaban afectados por otras patologías como la diabetes o enfermedades del corazón.

Para Memis esta alta tasa de mortalidad "es probablemente espuria debido al hecho de que sólo estamos recogiendo los casos graves y perder un número significativo de casos leves o asintomáticos". La investigación, publicada en la revista 'The Lancet Infectious Diseases' ha encontraron una tendencia de los pacientes mayores, afectado por un amplio espectro de síntomas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter