La nicturia: ¿cuándo las ganas de hacer pis por la noche se convierten en un problema?

NICTURIA, ZAPATILLAS, PIJAMA
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / EUGENEKEEBLER
Actualizado 09/06/2018 12:33:34 CET

   MADRID, 9 Jun. (EDIZIONES) -

   La Asociación Española de Urología (AEU) recuerda que la nicturia, o las ganas de hacer pis por la noche, tiene lugar cuando te despiertas una o más veces durante la noche por la necesidad de orinar.

   "Esta definición implica que si nos despertamos durante la noche por otro motivo (por sed, oír un ruido, preocupaciones, o dolor, por ejemplo), y decidimos aprovechar para orinar, esto no se consideraría nicturia. Tampoco se considera nicturia el orinar nada más despertarnos por la mañana", avisa.

   Igualmente, advierte de que despertarse una vez por la noche para orinar es "muy común", y generalmente no se considera demasiado incómodo. Sin embargo, alerta de que si de manera habitual nos levantamos dos o más veces, entonces sí es posible que nuestra calidad de vida se vea afectada, incluso nuestra salud en general. "Cuantas más veces nos despertemos por las ganas de orinar, más se afectará nuestro bienestar", lamenta.

   Por ello, recalca que la nicturia puede convertirse en un problema para la persona ya que, al interrumpir nuestro sueño, puede producir que estemos más cansados durante el día. "Ello puede afectar nuestra capacidad de concentración en el trabajo, para realizar nuestras actividades diarias, o incluso afectar nuestra vida social", señala.

   En este sentido, en una entrevista con Infosalus, el urólogo del Hospital Universitario La Princesa de Madrid, el doctor Luis San José destaca que se considera patológico o anómalo el levantarse por la noche para realizar la micción pero resalta que no se trata de nicturia la primera orina de la mañana.

   "Es cierto que a partir de los 60 es muy normal levantarse una vez por la noche a realizar una micción, y en muchos casos no se considera patológico. No se considera nicturia cuando uno se levanta a hacer una micción porque esté durmiendo mal o tenga algo que impida el sueño, y ya de paso realice una micción", añade el experto.

   Desde la AEU recuerdan también que a pesar de que nicturia significa, literalmente, 'micción nocturna, ésta puede ocurrir durante el día en aquellas personas que trabajan por la noche y duermen durante el día.

¿ES FRECUENTE?

   En concreto, esta patología afecta tanto a hombres como a mujeres, y se va haciendo más frecuente con la edad. En menores de 30 años es más frecuente en mujeres, mientras que por encima de los 50 años afecta más a menudo a los hombres, precisa la Asociación Española de Urología. Asimismo, afirma que por encima de los 60 años las posibilidades de sufrir nicturia aumentan rápidamente en ambos sexos de manera similar.

   Sobre sus causas, el doctor Luis San José remarca que éstas son múltiples: vejigas de poca capacidad, sobrehidratación, problemas de próstata, de vejiga hiperactiva, infecciones urinarias, o la diabetes, entre otras.

CONSEJOS O PAUTAS ANTE LA NICTURIA

   Por ello, lo primero que aconseja el urólogo, en caso de presentarse un cuadro de nicturia, es disminuir la ingesta de líquidos antes de acostarse, evitar excitantes para la vejiga como son la cafeína y la teína, realizar micciones programadas o pautadas evitando grandes alardes aguantando la orina a lo largo del día.

   Desde la Asociación Española de Urología recomiendan algunos cambios en el estilo de vida para ayudar a mejorar la sintomatología:

   -- Cuide la higiene del sueño: acuéstese aproximadamente a la misma hora los 7 días de la semana; quédese en la cama todo el tiempo que precise para estar activo y espabilado al día siguiente pues permanecer en la cama demasiado o demasiado poco tiempo puede empeorar la calidad del sueño; evite las siestas durante el día; duerma en un lugar libre de ruido o luces molestas, y a una temperatura agradable.

   -- Beba menos durante la tarde y noche, para evitar tener que levantarse por la noche para orinar.

   -- Beba al menos entre litro y litro y medio de líquido todos los días. Consulte a su médico si puede beber más.

   -- Disminuya la cantidad de alcohol y cafeína, porque aumentan la producción de orina y son irritantes de la vejiga. Recuerde que algunos productos etiquetados como descafeinados, como tés, cafés, o algunos refrescos, pueden contener ciertas cantidades de cafeína.

   -- Evite comidas abundantes antes de acostarse. Además, algunos alimentos empeoran la nicturia. En este sentido puede ayudar reducir la ingesta de chocolate y comidas picantes, especialmente por la noche.

   -- Evite fumar, ya que la nicotina es un estimulante, y puede afectar su sueño.

   -- Si su médico no se lo contraindica, procure aguantar las ganas de orinar algún tiempo desde que note la urgencia. Ello entrenará su vejiga para contener más cantidad de orina, con lo que necesitará orinar menos a menudo.

   -- Reduzca la hinchazón de sus tobillos y piernas. Durante el día una parte del líquido corporal puede acumularse en sus piernas, produciendo hinchazón, lo cual se conoce como edema periférico. Cuando se tumba, o levanta las piernas durante algunas horas, el líquido vuelve a los riñones, eliminándose en forma de orina. Si ocurre durante la noche, se conoce como nicturia. Tumbarse o descansar con las piernas en alto después de comer pude asegurarle más horas de sueño ininterrumpido.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.