Uñas negras por hacer deporte: siete consejos para evitarlas

Dolor, pie, deporte, deportista, lesión
GETTY IMAGES / ARNELLDMARSHALL
Actualizado 31/03/2018 10:33:49 CET

   MADRID, 31 Mar. (EDIZIONES) -

   La función de las uñas es la de proteger a los dedos. Hacer deporte no siempre es inocuo para ellas. Influirá la intensidad del mismo y el número de microtraumatismos que puedan ejercerse sobre la uña para que aparezca un latoso problema, muy frecuente entre los deportistas de élite o entre los que suelen realizar deporte con bastante asiduidad, el problema de las uñas negras.

   Desde la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV) señalan que, por presión con el calzado o por realizar algunos deportes agresivos, como correr o jugar al tenis, en ocasiones las uñas mudan, o aparecen rayitas violáceas o amarillentas. La única repercusión es estética, y el problema desaparece por sí solo si abandonamos ese hábito o deporte.

   No obstante, recuerda que el problema de las uñas negras es bastante frecuente. Fundamentalmente, dice que tiene lugar por varios motivos, pero principalmente por los microtraumatismos repetitivos que se producen entre el choque del dedo con la zapatilla. Se trata de un acúmulo de sangre justo debajo de la uña. Por ello, aquí se enumeran una serie de consejos para sobrellevarlas y prevenirlas:

   1. "Es importante la consulta al especialista ya que puede tratarse de un derrame (hematoma) subungual, muchas veces sin que el paciente sea consciente del traumatismo iniciador del derrame, o puede tratarse de lesiones verdaderas pigmentadas, que deberán evaluarse para descartar un melanoma, ya que su diagnóstico y tratamiento quirúrgico precoz pueden ser vitales", advierte la AEDV, al mismo tiempo que señala que en el caso de los deportistas, es frecuente el derrame, sobre todo si sufren traumatismos repetidos (atletismo, salto, cuestas prolongadas, medias maratones, entre otras).

   En una entrevista con Infosalus, el miembro de la AEDV, el doctor Vicente Delgado, explica que este problema de uñas negras surge porque éstas se traumatizan. "Se produce lo que se llama un hematoma subungueal, entre el lecho y la placa, y al principio se vuelven rojas o moradas, y después ya negras. Es porque se traumatizan, no están bien protegidas por el calzado", señala.

CONSEJOS PARA SOBRELLEVARLAS

   2.- El experto señala a su vez que antiguamente esto ocurría más en las botas militares, y con los zapatos de tacón duros de las señoras. Para ello, uno de los máximos especialistas en uñas de España aconseja acolchar los dedos con protectores de silicona cuando se va a hacer ejercicio o correr, siempre que sea posible.

   3.- "Se curan solas, pero tardan 12 meses. No hay tratamiento. Cuando es un hematoma agudo, te das un golpe, que es muy doloroso, hay tratamiento quirúrgico, agujerear la uña, pero sólo para este caso, que es excepcional. El caso de las personas que corren es un hematoma subungueal crónico, se hace poco a poco, y se separa el lecho de la lamina ungueal, lo que facilita que haya posteriormente una infección por hongos y que sea conveniente acudir al especialista", subraya.

   4.- Asimismo, el podólogo deportivo Manuel Mosqueira recomienda, en el caso de que se trate de uñas negras como consecuencia de la práctica deportiva, el drenaje de esa sangre que se ha producido en un plazo de 24-48 horas.

   "Si no se hace es más fácil que se tenga una infección. Evidentemente, el dolor es mayor porque habrá presión en la uña ocasionada por ese líquido y mayor riesgo de infección porque puede ir hacia la parte proximal, donde nace la uña, y hay mayor riesgo de que se infecte. Lo más habitual, si se drena, es que se cure en días. Si no puede pasar porque se caiga. Tampoco es algo grave, sí es muy molesto y a nivel estético no gusta, pero en unos 9 meses se suele tener la nueva uña", precisa el especialista.

   5.- Según destaca Mosqueira, otro motivo de aparición de uñas negras es la talla inadecuada de las zapatillas, el hecho de comprarse zapatillas de talla muy justa. Según aconseja, lo óptimo es comprarse siempre un calzado con un dedo de más y siempre ir a comprarlas después del entreno o carrera, que es cuando el pie estará hinchado por la práctica deportiva.

   6.- El podólogo deportivo ve conveniente también tener cuidado a la hora de cortarse las uñas y no hacerlo, por ejemplo, el mismo día de la carrera, o el de antes de ir a correr, porque puede que, al no cortarlas bien, que se originen roces.

   7.- También Mosqueira recomienda el empleo de cremas antirozaduras o de vaselina, no sólo por el pie sino también por el calcetín, con el objetivo de crear una doble amortiguación. "A veces merece la pena darle la vuelta a los calcetines si tienen costuras, se trata de un objeto extraño que puede fastidiar los dedos y las uñas, aunque los calcetines técnicos de hoy están preparados para una práctica deportivo sin riesgos", sentencia.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.