El miedo no es natural ni necesario, según expertos

María Ibáñez Goicoechea y Jesús Jiménez Cascallana
MARÍA IBÁÑEZ GOICOECHEA Y JESÚS JIMÉNEZ CASCALLANA
Publicado 20/02/2018 12:47:23CET

MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las corrientes terapéuticas y modelos actuales son parciales y no llegan a las causas del sufrimiento, solo a sus efectos, según afirman los psicoterapeutas María Ibáñez Goicoechea y Jesús Jiménez Cascallana, en las conclusiones de sus investigaciones que presentarán en Madrid.

Ambos expertos llevan más de 20 años investigando la mente humana a través de más de 33.000 sesiones clínicas con 1.760 pacientes en sesiones individuales, en pareja y familiares.

La presentación consistirá en una primera parte teórica sobre el funcionamiento de la mente humana y una segunda parte práctica, en la que se realizarán ejercicios prácticos con el público asistente. La tercera parte de preguntas y respuestas en la que los invitados podrán plantear sus dudas a los especialistas.

"El objetivo de esta conferencia es enseñar a los asistentes a cuidar su mente, saber lo que les perjudica y lo que no, y cómo deben enfrentarse a los conflictos que les hacen sufrir", ha señalado la diplomada en Enfermería por la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada, María Ibáñez.

Por su parte, el licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, Jesús Jiménez, ha destacado que "es el caso del miedo, que no es natural ni nos protege, porque en realidad nos incapacita. De ahí que la solución no sea aprender a gestionarlo y vivir con él, sino comprender qué lo provoca y solucionarlo".

Entre las conclusiones que presentarán destacan que el pensamiento es un instrumento, una parte del ser humano, cuyos procesos cognitivos incluyen los conceptos o conclusiones y el pensamiento discursivo; no somos el producto de nuestro cerebro, ni el sufrimiento viene determinado por la genética, por ello el método científico clásico es insuficiente para comprender la psicología humana.

Vivir el presente no es equivalente a felicidad, sino la oportunidad de ser consciente y disfrutar del bienestar si lo hay, o de aprender a resolver el malestar; la inteligencia sólo es una y es la capacidad de comprender la realidad tal y como es. Se postula que hay una inteligencia emocional y otra racional, e incluso inteligencias múltiples. En realidad, son capacidades o habilidades, instrumentos para aprender pero no formas de inteligencia.

El miedo no es natural ni necesario, se debe aprender a resolver. Una cosa es la percepción del peligro, que es beneficiosa, y otra el miedo, que es perjudicial. Ambas cosas (miedo y percepción del peligro), se confunden, y se considera que el miedo es inherente al ser humano, que es natural e incluso necesario, que protege, que es una respuesta adaptativa. Todo ello es falso. El miedo perjudica porque impide actuar inteligentemente y con serenidad ante el peligro, en algunos casos el miedo incluso puede bloquear a la persona poniendo en riesgo su vida.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.