Contador

¿Me quedaré sordo por los auriculares?

Mujer, cascos, música, carretera
PIXABAY
Publicado 11/04/2017 7:59:41CET

   MADRID, 11 Abr. (EDIZIONES) -

   España es el país más ruidoso del mundo por detrás de Japón. "Un ruido por encima de 80 decibelios (dB) nos puede dañar", alerta la presidenta de la Comisión de Audiología de la Sociedad Nacional de Otorrinolaringología y Cabeza y Cuello ( SEORL-CC), la doctora María José Lavilla.

   Teniendo en cuenta que los auriculares son sobre todo usados entre los más jóvenes, se prevé que la pérdida auditiva aparezca a edades más tempranas. "Se estima que nuestros jóvenes pueden estar adelantado la aparición de problemas auditivos 20 años, manifestándose los trastornos típicos de personas de 60 años ya a los 40 años, fundamentalmente porque escuchan música muy alta y de forma muy intensa y a ello pueden contribuir los auriculares", indica.

   Esta especialista del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza explica que lo que hace daño del ruido es la intensidad con la que se escucha la música y el tiempo de exposición a la misma. "Es una proporción exponencial, y por cada tres decibelios que se suba el volumen hay que reducir a la mitad el tiempo de la exposición; aunque 3 dB sean muy pocos", subraya.

   Con ello, precisa que "está comprobado" que la exposición continuada a altos niveles de ruido tiene una relación directa con la pérdida de audición. "Hasta ahora la principal causa de trastornos auditivos provocados por el ruido ha sido la exposición continuada en el entorno laboral durante 8 horas diarias, y a niveles que podían superar los 80dB, sin utilizar las protecciones adecuadas para proteger los oídos", señala.

   Sin embargo, avisa de que en los últimos años los especialistas ya alertan de la aparición de casos cuyo origen son otros factores, principalmente hábitos como por ejemplo el uso de reproductores de música con auriculares a volúmenes excesivamente elevados, o la exposición a altos índices de ruido en bares, discotecas o conciertos.

   "Los usuarios de reproductores personales de música están expuestos, pues, a riesgos de perdida de audición permanente. Escuchar música con un reproductor personal es la actividad diaria más popular de los universitarios, que puede ser una generación de futuros sordos prematuros", incide la doctora.

NO INCREMENTAR EL VOLUMEN

   Por ello, recomienda no escuchar la música a más del estándar mínimo de salida automático con el encendido, que es menor de 85 dB. "Si el usuario decide voluntariamente incrementar los niveles a más de 85 dB, estos dispositivos incorporan medidas de aviso cada 20 horas de escucha, alertan de riesgo. Eso sí, nunca se deben sobrepasar los 100 dB", puntualiza.

   Lavilla resalta además que, aparte de limitar la intensidad, hay que limitar el tiempo de exposición, con el objetivo de evitar la lesión auditiva. "Teniendo en cuenta que a partir de un nivel equivalente a 80 dB, por cada 3 dB que se aumente el ruido habrá que reducir el tiempo de exposición a la mitad", insiste la otorrino.

   "Así pues no debemos exponernos a más 80 dB durante 8 horas al día, o 40 horas a la semana ( 8 horas a día durante 5 días). Si en nivel de salida es de 89 dB, no deberemos escuchar música a esa intensidad durante más de 5 horas semanales", detalla precisando que si se escucha una canción a 95 dB , no se puede estar más de 15 minutos, o si se está en una discoteca con ruido de 104 db , no es aconsejable hacerlo más de 2 minutos al día ( de escuchar música con auriculares o estar en un pub o en una discoteca a diario)

   Para prevenir la aparición precoz de la pérdida auditiva, la experta aconseja hacer uso de este tipo de aparatos con algunas limitaciones, como no utilizarlos más de 1 hora al día y no superar el 60% de su volumen. "Los especialistas aconsejamos practicar la 'Dieta contra el ruido', modificando nuestros hábitos. Hay que limitar el volumen de ruido, disminuir el tiempo de escucha con volumen alto, evitar los ambientes ruidosos y ruidos impulsivos, alejarse de las fuentes de ruido, usar protectores auditivos y procurar no generar ruidos que molesten a otros", sostiene, recalcando que los oídos son "para toda la vida" y por ello, "hay que cuidarlos".

CONSEJOS PARA CUIDAR LA AUDICIÓN

   ·Evitar ruidos impulsivos como petardos o martillos neumáticos.

   ·Usar protectores auditivos, algodón, los cantantes de rock acaban sordos generalmente, como el de Metallica.

   ·Alejarse de las fuentes de ruido, por ejemplo en un concierto no ponerse cerca del altavoz, por cada metro que se aleja del generador del ruido se pierden diez decibelios.

   ·Disminuir el volumen y el tiempo de exposición.

   ·Cuidado con la música en espacios cerrados.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter