Contador

Investigan una vacuna que podría invertir la diabetes tipo 1

Jeringuilla, Inyección
FLICKR/ANDRES RUEDA
Publicado 12/06/2017 8:31:38CET

   MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Los resultados provisionales de un ensayo clínico aprobado por la agencia estadounidense del medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) para estudiar la vacuna genérica del bacilo de Calmette-Guérin (BCG) revelan su potencial mecanismo para revertir la diabetes tipo 1 avanzada, como se pone de relieve en su presentación en la 75ª Sesión Científica de la Asociación Americana de Diabetes.

   Los datos demuestran un nuevo mecanismo potencial por el cual la vacuna BCG puede restaurar la respuesta inmune apropiada de las células de los islotes secretores de insulina del páncreas. Los hallazgos sugieren que el BCG puede inducir un aumento permanente en la expresión de genes que restauran las beneficiosas células T reguladoras (Tregs) que evitan que el sistema inmune ataque el propio tejido del cuerpo.

   "Muchos grupos están estudiando la capacidad de la vacunación con BCG para revertir la autoinmunidad --subraya Faustman, profesor asociado de Medicina en la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos--. Nosotros y otros esfuerzos globales hemos sabido desde hace algún tiempo que la restauración de las células Treg beneficiosas podría detener la auto-reactividad anormal en la diabetes tipo 1 y otras enfermedades autoinmunes, pero las terapias para restaurar este equilibrio inmunológico no han logrado resultados duraderos".

RESTABLECIMIENTO DE LAS CÉLULAS QUE CONTROLAN LA AUTOINMUNIDAD

   "BCG restablece las Tregs a través de la epigenética, un proceso que modula si los genes son expresados o no, lo que proporciona una mejor idea de cómo la vacunación con BCG parece funcionar gestionando poderosamente la inducción de Treg y reiniciando el sistema inmunológico para detener la causa subyacente de la enfermedad", detalla.

   La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune caracterizada por la destrucción de islotes por las células T autorreactivas, que atacan los islotes erróneamente como si fueran una infección. Las Treg son los "frenos" del sistema inmunológico que normalmente previenen ataques mal dirigidos contra los tejidos sin amortiguar todo el sistema. Varios grupos de investigación han sugerido métodos para introducir o expandir Tregs en pacientes con diabetes tipo 1, pero hasta la fecha no se han aprobado terapias.

   Mejor conocida por su papel en la prevención de la tuberculosis, la vacuna BCG se basa en una cepa inofensiva de bacterias relacionadas con la que causa la tuberculosis. Un tratamiento genérico con más de 100 años de uso clínico y datos de seguridad, BCG está actualmente aprobado por la FDA para la vacunación contra la tuberculosis y para el tratamiento del cáncer de vejiga. Múltiples estudios internacionales están investigando actualmente el potencial de la repetición de las vacunas BCG para prevenir y revertir enfermedades autoinmunes incluyendo diabetes tipo 1 y esclerosis múltiple.

   "BCG es interesante porque pone en juego tantas áreas de inmunología que nosotros como comunidad hemos estado buscando durante décadas, incluyendo Tregs y la hipótesis de la higiene --dice Faustman--. La repetición de la vacunación con BCG parece activar permanentemente la firma de los genes Treg y el efecto beneficioso de la vacuna sobre la respuesta inmune del huésped recapitula décadas de coevolución humana con miocobacterias, una relación que se ha perdido con los hábitos modernos de alimentación y de vida. Es increíble que una vacuna segura y barata pueda ser la clave para detener estas terribles enfermedades".

   El equipo de investigación de Faustman fue el primer grupo en documentar la reversión de la diabetes tipo 1 avanzada en ratones y, posteriormente, completó un exitoso ensayo clínico en humanos en fase I de vacunación con BCG. El ensayo de fase II de 150 personas y cinco años de duración está investigando si la repetición de la vacunación con BCG puede mejorar clínicamente la diabetes tipo 1 en adultos con enfermedad existente. Los datos de seguimiento a largo plazo del ensayo de fase I se publicarán a finales de este año y el ensayo de fase II está totalmente financiado por la filantropía privada de individuos y fundaciones familiares.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter