Cómo bloquear a una enzima clave

Potencial enfoque contra el Alzheimer

Recurso, laboratorio
PIXABAY
Actualizado 01/03/2016 14:30:09 CET

   MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Un equipo de investigadores de la Universidad de Zurich, en Suiza, han descubierto que, a diferencia de las proteínas no amiloides, la proteína amiloide precursora amiloide asociada con la enfermedad de Alzheimer es escindida por la enzima beta-secretasa en compartimentos de membrana dentro de las células, llamados endosomas.

   Mediante la explotación de esta compartimentación, el equipo, liderado por Lawrence Rajendran, de la Universidad de Zurich, desarrolló un inhibidor de la beta-secretasa que bloquea específicamente la escisión de la proteína precursora de amiloide, pero no las proteínas no-amiloides. Este pasado, detallado en un artículo que se publica este jueves en 'Cell Reports', proporciona una forma potencialmente prometedora para el tratamiento del Alzheimer sin causar efectos secundarios importantes.

   Este potencial enfoque ahora necesita ser más desarrollado y probado en ensayos pre-clínicos. En los cerebros de pacientes con enfermedad de Alzheimer, la proteína precursora de amiloide se rompe y los fragmentos resultantes -péptidos beta-amiloide o péptidos Abeta- se juntan para formar placas. Los péptidos Abeta se producen por la acción de dos enzimas llamadas beta y gamma secretasas.

   La inhibición de cualquiera de estas enzimas bloquearía la producción de péptidos Abeta tóxicos, pero los intentos por inhibir gamma secretasa han causado problemas en los ensayos clínicos debido a que la enzima también escinde otras más de 20 proteínas importantes para la fisiología normal.

   Beta-secretasa se considera ahora una diana terapéutica alternativa para el Alzheimer y se han desarrollado una amplia variedad de inhibidores. Sin embargo, beta-secretasa también divida varias otras proteínas con funciones normales en el cuerpo.

   "Los inhibidores de la vía beta-secretasa inhiben procesos de la enfermedad de Alzheimer y procesos fisiológicamente relevantes y esto sería un problema importante, similar a los inhibidores de la gamma secretasa que fallaron en la clínica. Sin embargo, con nuestra estrategia, ahora podemos inhibir específicamente el proceso de la enfermedad de Alzheimer evitando con ello cualquier efecto secundario", celebra Rajendran. Él y su equipo planean probar este inhibidor en otras pruebas y en ensayos clínicos.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter