En ratones

Investigan cómo afecta la exposición al bisfenol A en la salud cardiaca

Corazón
Foto: GETTY
Actualizado 19/01/2015 17:06:07 CET

MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La función cardiaca y la presión arterial en los ratones expuestos al bisfenol A (BPA) desde el nacimiento hasta la edad adulta se ven afectadas de manera diferente en machos y hembras, con las segundas en mayor riesgo de daños causados por el estrés, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Cincinnati (UC), en Estados Unidos, y cuyos resultados se publican en la edición de este viernes de la revista 'Endocrinology'.

   Un equipo de científicos, dirigido por Scott Belcher, profesor de Farmacología y Biofísica Celular; Robin Gear, director asistente de Investigación, y Eric Kendig, exestudiante postdoctoral en UC, encontró que en ratones hembras jóvenes expuestas al BPA, el corazón es más sensible al daño isquémico inducido por el estrés.

   En las hembra expuestas al BPA, isoproterenol, un fármaco que conduce a la hipertrofia (agrandamiento de los tejidos), imitando algunos de los efectos de un ataque al corazón, generó un incremento de los daños en el músculo del corazón junto con la acumulación de colágeno, un indicador de la fibrosis o cicatrización, en el corazón, detalla Belcher, investigador principal del estudio.

   En ratones macho expuestos al BPA sólo se incrementó la fibrosis, pero los investigadores no observaron un aumento adicional en la fibrosis, el daño isquémico o la hipertrofia en respuesta a los tratamientos con el fármaco isoproterenol.

   El BPA, un contaminante ambiental con actividad similar al estrógeno, se utiliza para hacer resinas de plástico de policarbonato y epoxi y es un común en muchos alimentos y bebidas envasadas, así como en objetos de uso cootidiano. Numerosos estudios han relacionado el BPA a defectos neurológicos, la diabetes y el cáncer de mama y de próstata.

   "Los resultados de este estudio revelan efectos en el corazón y la presión arterial en ratones machos y hembras, con las hembras aparentemente en mayor riesgo de daño", resume Belcher. "Hemos utilizado un modelo de isoproterenol que de alguna manera imita el daño que puede ocurrir durante un ataque al corazón. En las hembras de ratón expuestas al BPA, se produjo un aumento severo de la sensibilidad al daño cardiotóxico. Este efecto fue especialmente llamativo porque las hembras normalmente están protegidas", añade.

   "El objetivo general del análisis fue determinar si existen efectos del BPA en la función cardiaca", relata Belcher. "Hemos elegido una gama muy específica y amplia de exposiciones a BPA", agrega este experto, apuntando que se trata de un enfoque dirigido a hacer que los resultados sean útiles para valorar el riesgo para la salud pública.

   En este estudio, se expuso a los ratones a diferentes dosis de BPA en los alimentos y las exposiciones de BPA variaron de cuatro a 5.000 microgramos por kilogramo de peso corporal por día. "Nuestra exposición más alta fue justo por debajo del nivel no observado de efecto adverso, mientras que el grupo de exposición más baja fue por debajo de lo que se considera un nivel seguro y se acerca a los niveles de exposición humana", explica Belcher.

   "Lo que hicimos en nuestros análisid fue exponer ratones a BPA de una manera similar a la que están expuestos los seres humanos --subraya Belcher--. Los seres humanos están continuamente expuestos al BPA durante toda la vida. La exposición en ratones fue a través de la dieta y desde la concepción hasta el final, a lo largo de la edad adulta".

   Se detectaron cambios en el control de la frecuencia cardiaca y la presión sanguínea tanto en ratones expuestos a BPA machos como hembras, según el estudio. También se vio una disminución de la presión arterial sistólica en ratones machos expuestos a BPA durante toda su vida útil, aunque se observó una mayor disminución de la presión en hembras expuestas a las cantidades más altas de BPA.

   Belcher advierte que el estudio utiliza modelos animales y que existen diferencias entre ratones y seres humanos. Dicho esto, los resultados de los modelos experimentales son de carácter informativo e instructivo acerca de la salud del corazón humano y sirven como modelos experimentales bien establecidos para los efectos de los perturbadores endocrinos, según Belcher.

   "La realidad es todo de lo que hemos visto de este estudio y una serie de trabajos previos sugieren que el BPA probablemente empeora la salud del corazón en las mujeres, que tienen riesgos únicos en comparación con los hombres", concluye Belcher.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter