Por las distorsiones cognitivas

Identifican una parte del cerebro vinculada a la adicción a los juegos de azar

Actualizado 08/04/2014 17:29:26 CET
Ruleta, juego, casino, ludopatía
Foto: CONOR OGLE/WIKIMEDIA COMMONS

MADRID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El daño cerebral que afecta a la ínsula, una zona con un papel clave en las emociones, interviene en los errores de pensamiento relacionados con la adicción al juego, según revela una nueva investigación, dirigida por el doctor Lucas Clark, de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, y que publica este lunes 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.

   Durante los juegos de azar, la gente a menudo no percibe sus posibilidades de ganar debido a una serie de errores de pensamiento llamados distorsiones cognitivas. Cada vez hay más evidencia de que los jugadores con problemas son particularmente propensos a creencias erróneas y, en este estudio, los científicos examinaron las bases neurológicas de estos pensamientos en los pacientes con lesiones en diferentes partes del cerebro.

"Aunque los estudios de neuroimagen pueden decirnos mucho sobre la respuesta del cerebro a los acontecimientos complejos, es sólo mediante el análisis de los pacientes con lesión cerebral como podemos ver si realmente se necesita una región del cerebro para realizar una tarea determinada", señala el doctor Clark.

   Para este trabajo, los investigadores dieron a los pacientes con lesiones en partes específicas del cerebro (la corteza prefrontal ventromedial, la amígdala, o la ínsula) dos tareas diferentes de juego: un juego de máquina tragaperras y un juego de ruleta. En los grupos de control estaban pacientes con lesiones en otras partes del cerebro, así como participantes sanos sometidos a tareas de juego.

   Clark resume: "Creemos que la ínsula podría estar hiperactiva en los jugadores con problemas, haciéndolos más susceptibles a errores de pensamiento. Los futuros tratamientos para la adicción a los juegos de azar podrían intentar reducir esta hiperactividad, mediante fármacos o por técnicas psicológicas, como las terapias de atención plena".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter