Identifican moléculas de ARN que predicen crecimiento cardiaco adverso

Corazón
PIXABAY/RUD0070 - Archivo
Publicado 14/05/2018 7:09:36CET

   MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores han identificado que la ampliación de la aurícula izquierda del corazón está relacionada con la actividad anormal de las moléculas que están asociadas con cambios adversos en el tamaño, la forma, la estructura y la función del corazón, afecciones que pueden llevar a la fibrilación auricular y la muerte. El nuevo estudio, realizado por investigadores del Instituto del Corazón del Centro Médico Intermountain, en Salt Lake City, Estados Unidos, conecta por primera vez esta asociación al corazón humano en un entorno clínico.

   Al realizar el estudio, los investigadores observaron que, bajo condiciones de estrés, los fibroblastos cardiacos, que desempeñan un papel en la función cardiaca normal y los cambios en el corazón, liberan mayores cantidades de exosomas, que son pequeños pedazos de células que circulan en la sangre que contienen componentes celulares y transmiten información a tejidos distantes.

   Los investigadores del Instituto del Corazón del Centro Médico Intermountain descubrieron que, en los pacientes con fibrilación auricular, los exosomas y el plasma están enriquecidos con MicroRNA (miR) -21-3p, que se asocia a un agrandamiento anormal del músculo cardiaco.

   Los científicos están interesados en los exosomas porque inicialmente se pensaba que eran un subproducto residual a medida que las células se deshacían. Pero ahora los investigadores están aprendiendo que no solo los exosomas son comunicadores entre células, sino que también influyen en la propagación de proteínas, lípidos, ARNm, miARN y ADN, y son factores que contribuyen al desarrollo de varias enfermedades.

   "Nuestro estudio nos permite comprender mejor el proceso de cómo comienza y avanza la fibrilación auricular --dice Victoria Jacobs, miembro del equipo de investigación del Instituto del Corazón del Centro Médico Intermountain--. Una vez que ocurre la fibrilación auricular, tenemos algunas 'tiritas' para reparar sus síntomas, pero queremos aprender cómo evitar que la fibrilación auricular y la dilatación auricular ocurran en primer lugar".

   Los investigadores presentan este viernes los resultados del estudio en la 39ª sesión científica anual de la Sociedad de Ritmo Cardiaca Heart Rhythm Society en Boston el 11 de mayo. Aunque una aurícula agrandada puede tener varias causas, estudios recientes han relacionado la ampliación con un mayor riesgo de fibrilación auricular, y los investigadores están interesados en aprender más sobre la fibrilación auricular porque, junto con la enfermedad de las arterias coronarias, es la principal causa de muerte en Estados Unidos. La fibrilación auricular afecta a más de 3,4 millones de estadounidenses, principalmente adultos mayores.

   La fibrilación auricular es la arritmia más común y se caracteriza por un latido cardiaco rápido e irregular causado cuando las cámaras superiores de las aurículas del corazón tiemblan erráticamente, a veces más de 200 veces por minuto. La afección puede tener un impacto negativo significativo en la calidad de vida de un individuo, causando palpitaciones del corazón, fatiga crónica, dolor debilitante y un aumento de cinco veces en el riesgo de accidente cerebrovascular.

   Una aurícula izquierda agrandada se ha relacionado con la fibrilación auricular, ya que puede evitar que el corazón bombee la sangre adecuadamente y puede elevar el riesgo de latidos cardiacos irregulares. Los investigadores del Instituto del Corazón del Centro Médico Intermountain examinaron biomarcadores, que son moléculas biológicas utilizadas para ver cómo de bien responde el cuerpo al tratamiento de una enfermedad o afección, que podría predecir específicamente la aparición y gravedad del crecimiento adverso en la aurícula izquierda del corazón.

DETECCIÓN DE MICROARN EN LA SALIVA Y LA SANGRE

   Un estudio básico realizado anteriormente en Alemania que se centró en cultivos celulares y pequeños roedores de laboratorio sugirió que miR-21-3p jugó un papel en ese crecimiento; pero nadie lo ha conectado al corazón humano en un entorno clínico hasta ahora. "Sabemos que los pacientes con fibrilación auricular desarrollan engrosamiento del tejido cardiaco o fibrosis", dice el doctor Jacobs.

   "A medida que avanza la fibrilación auricular, sabemos que hay más fibrosis en la aurícula izquierda. Pero ésta es la primera vez que mostramos que miR-21-3p se asocia con fibrilación auricular izquierda en pacientes", añade. Su equipo examinó muestras de 145 pacientes con fibrilación auricular: 65 por ciento con fibrilación auricular paroxística, que es episódica, y 34,5 por ciento con fibrilación auricular persistente/permanente, que dura y tiene diferentes tipos de severidad.

   Después de que los investigadores ajustaron por edad, sexo, raza y subtipo de fibrilación auricular, los niveles de miR-21-3p fueron significativamente más altos en el grupo con agrandamiento auricular izquierdo moderado y severo en comparación con el grupo con aurícula izquierda normal o ligeramente agrandada. Los medicamentos para la presión arterial no se asociaron con niveles más bajos de miR-21-3p ni con tamaños de aurícula más pequeños.

   Las muestras provenían del extenso biobanco del Instituto del Corazón del Centro Médico Intermountain, que contiene una gran cantidad de datos biológicos y médicos que se recogen tomando una pequeña cantidad de sangre de pacientes que dan su consentimiento y luego depositando esas muestras para futuras investigaciones. Para el estudio, los autores usaron cantidades muy pequeñas de plasma del banco biológico.

   Debido a que los microARN son muy pequeños y estables, se pueden detectar en fluidos biológicos circulantes como la saliva y la sangre. "Seleccionamos un grupo de pacientes según el tamaño de su aurícula izquierda y si estaban tomando algún medicamento --explica Oxana Galenko, científico senior de investigación clínica en el Instituto del Corazón del Centro Médico Intermountain--. Lo que encontramos fue bastante sorprendente. Se creía que MiR-21-3p era un subproducto. Nadie creía que la molécula tuviera actividad biológica".

   Debido a la asociación de los niveles circulantes de miR-21-3p y el tamaño adverso de la aurícula izquierda en pacientes con fibrilación auricular, los investigadores ahora pueden dirigir sus esfuerzos para ver si los medicamentos son efectivos para bloquear el desarrollo del agrandamiento de la aurícula izquierda. "Si podemos vincular el miR-12-3p al agrandamiento de la aurícula izquierda en pacientes con fibrilación auricular, podremos dirigir los medicamentos que mejor pueden ayudar a los pacientes", dice Galenko.

   Y añade: "Nuestro objetivo es encontrar formas mejores, más precisas, asequibles y accesibles que nos ayuden a cuidar a los pacientes". No obstante, se necesitan más estudios sobre los niveles de miR-21-3p como un biomarcador para la selección y respuesta a los enfoques antiarrítmicos.

   El equipo de investigación ahora tomará la información que haya recopilado y realizará un estudio más amplio. "La medicina está experimentando cambios y comenzando a darse cuenta de que los biomarcadores proporcionan información muy reveladora cuando observamos enfermedades --apunta Jacobs--. MiR-21-3p podría ser un biomarcador de la fibrilación auricular izquierda, pero requerirá verificación y más estudios. Esto también nos ha dado una idea para analizar más a fondo para ver si hay medicamentos que puedan bloquear el proceso y el desarrollo de agrandamiento de la aurícula izquierda".