Contador

Investigación

La historia epigenética de un linfoma puede servir para predecir su evolución

Nuevo quirófano en el Hospital Clínic
UB
Publicado 17/11/2016 18:55:46CET

BARCELONA, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Hospital Clínic y del Insitut d'Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer (Idibaps) han descubierto que la historia epigenética --estudio de la expresión de los genes-- del linfoma de las células del manto, un tipo de cáncer agresivo derivado de las células del sistema inmune llamadas linfocitos B, pueden predecir su evolución clínica.

En declaraciones a Europa Press, el coordinador del artículo --publicado en 'Cancer Cell'-- e investigador de la Universitat de Barcelona (UB), Iñaki Martín-Subero, ha explicado que este hallazgo "permite estimar el comportamiento y la evolución clínica del paciente" afectado por la enfermedad, que en el 90% de los casos se expresa de forma agresiva.

"Cuando miras la metilación del ADN --el principal mecanismo epigenético--, obtienes información del origen del que viene la célula y cuánto ha progresado", ha manifestado el investigador, que sostiene que han encontrado dos tipos de comportamiento en los 82 pacientes estudiados que muestran la distinta gravedad del cáncer.

Por un lado, los científicos han descubierto que los tumores más agresivos son los que provienen del linfocito B "más inmaduro" en la célula de origen, mientras que, por el otro, han observado que los cánceres que son más favorables tienen linfocitos B más maduros, ha precisado Martín-Subero.

Además del factor de origen, otra razón que explica el comportamiento del linfoma es su evolución: el grupo de linfocitos más maduros --los más favorables-- "pueden alejarse mucho de la célula y llegar a convertirse tan agresivos como los primeros".

"Su origen determina cómo de maligna va a ser la célula y, después, cuanto más evoluciona epigenéticamente, más fuerte se hace, más resistente a los tratamientos, y el pronóstico es francamente muy malo", ha manifestado el investigador.

Martín-Subero, que también es investigador en el Idibaps, ha destacado que las marcas epigenéticas son "reversibles", hecho que puede abrir la puerta al desarrollo de fármacos epigenéticos en unos cinco años para tratar esta patología, ha pronosticado al agregar que seguirán trabajando para que poder tener un 'kit' de predicción sobre esta enfermedad.

ADN TRIDIMENSIONAL

Los investigadores también han descubierto que la conformación tridimensional del ADN cambia en los linfomas y da lugar a la activación de genes del cáncer.

"El comportamiento clínico de estos pacientes también se asocia a un oncogen --el SOX11--, un gen del cáncer que tienen los casos más agresivos", ha sostenido el investigador, quien ha añadido que los linfomas más malignos expresan el gen en un bucle tridimensional.

Este estudio se enmarca en el proyecto 'Blueprint', lo financia la UE con 30 millones de euros y forma parte del Consorcio Internacional del Epigenoma Humano (IHEC), que ha generado al menos 100 epigenomas de referencia de las células sanguíneas de personas sanas y con diferentes enfermedades asociadas como leucemias, linfomas y enfermedades autoinmunes.

El trabajo forma parte de un conjunto de 42 artículos de varios consorcios miembros del IHEC que se desarrollan en Alemania, Canadá, Corea del Sur, Estados Unidos, Japón, Singapur y la UE, que han secuenciado el epigenoma de varios tipos celulares y enfermedades.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter