Hallan cómo la falta de sueño cambia el metabolismo y contribuye a un aumento de peso

Dormir, durmiendo, falta de sueño
PIXABAY / XIANGYING_XU
Actualizado 24/08/2018 13:53:41 CET

MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un estudio de la Uppsala University (Suecia), publicado en 'Science Advances', ha demostrado cómo la falta de sueño de sólo una noche tiene un efecto específico en el metabolismo y en la expresión genética, lo que podría explicar cómo el trabajo por turnos y no dormir bien de forma crónica aumentan el riesgo de ganar peso y de tener diabetes tipo 2.

Concretamente, la pérdida de sueño produce cambios "del tejido en el grado de metilación del ADN en los genes diseminados por todo el genoma humano", ha indicado el investigador principal del estudio, el doctor Jonathan Cedernaes. La metilación es una modificación epigenética involucrada en la regulación de cómo los genes de cada célula del cuerpo se activan o desactivan. Se ve afectada por factores hereditarios o ambientales, como el ejercicio físico.

Los investigadores estudiaron a 15 individuos saludables y de peso normal que participaron en dos sesiones de laboratorio en las que los patrones de comida y de actividad estuvieron estandarizados. Al azar, los participantes durmieron ocho horas, lo que se considera una noche normal, en una sesión. En cambio, se los mantuvo despiertos toda la noche durante otra sesión.

La mañana siguiente a cada sesión, se tomaron unas muestras de tejido de grasa subcutánea y músculo esquelético que suelen mostrar alteración para la condición diabética o de obesidad. Las muestras se usaron para múltiples análisis moleculares, que revelaron que la falta de sueño cambia la metilación del ADN. También se les tomaron muestras de sangre para comprobar los compartimentos tisulares de varios metabolitos que comprenden algunas moléculas de azúcar, diferentes ácidos grasos y aminoácidos.

"Nuestro análisis de músculos y tejido adiposo nos permitió revelar que la metilación del ADN no está regulada de manera similar en respuesta a una pérdida aguda de sueño", ha continuado Cedernaes. "Es interesante que sólo vimos cambio en el tejido adiposo, y específicamente para genes que muestran alteración de la metilación a nivel de patologías metabólicas, como la obesidad o la diabetes", ha añadido el investigador.

"Hemos observado señales moleculares de una inflamación que cruza los tejidos en respuesta a la pérdida de sueño. También vimos señales moleculares que indican que el tejido adiposo intenta aumentar su capacidad para almacenar grasa después de la pérdida de sueño. Otros indican una decradación concomitante de proteínas del músculo esquéletico", ha explicado el investigador.

"También notamos cambios en los niveles de músculo esquelético en las proteínas involucradas en el manejo de la glucosa en sangre, lo que podría ayudar a explicar por qué la sensibilidad de la glucosa de los participantes se vio afectada después de la pérdida de sueño", ha apuntado Cedarnaes.

Paralelamente, Cedernaes cree que las modificaciones epigenéticas pueden conferir algún tipo de memoria metabólica que puede regular la forma en que los programas metabólicos operan durante períodos de tiempo más largos.

Análisis adicionales de la expresión genética y las proteínas han demostrado que la respuesta como resultado de la vigilia difería entre el músculo esquelético y el tejido adiposo. Los investigadores han explicado que el período de vigilia simula un período de vigilia nocturna en muchos trabajadores por turnos asignados al trabajo de noche.

Una posible explicación del motivo por el que los dos tejidos responden de la manera descrita puede ser que los períodos de vigilia nocturna ejercen un efecto específico sobre el ritmo circadiano de los tejidos, lo que produce una desalineación de los mismos.

Por último, Cedarnaes se ha mostrado interesado en estudiar el efecto de más noches sin dormir en los cambios metabólicos. "La dieta y el ejercicio son factores que pueden alterar la metilación del ADN y posiblemente puedan usarse para contrarrestar los efectos metabólicos de la falta de sueño", ha dicho.

Contador