'VIH: necesidades médicas no cubiertas y manejo a largo plazo'

Expertos destacan la importancia de atender las múltiples comorbilidades de los pacientes con VIH para mejorar su vida

Jornada Gilead
EUROPA PRESS
Publicado 05/06/2017 18:25:50CET

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

Expertos en el manejo del sida han destacado este lunes, durante el curso de formación sobre 'VIH: necesidades médicas no cubiertas y manejo a largo plazo', organizado por Gilead, la importancia de atender y detectar precozmente las múltiples comorbilidades que suelen padecer los pacientes infectados por el VIH, especialmente a partir de los 50 años, con el fin de mejorar su vida.

Y es que, tal y como ha recordado el coordinador de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela (Galicia), Antonio Antela, actualmente el 97 por ciento de los pacientes tiene una carga vírica indetectable, si bien presentan otras enfermedades que requieren abordarse para mejorar su calidad de vida.

En la actualidad la edad media de los enfermos con VIH que acuden a las consultas es 49 años, si bien diferentes investigaciones realizadas por todo el mundo han puesto de manifiesto que estos pacientes envejecen antes.

"Las personas infectadas son cinco años mayores biológicamente de lo que le correspondería y, según estudios, parece que este virus produce una serie de cambios epigenéticos que puede hacer que los afectados tengan una cierta predisposición a un envejecimiento más acelerado", ha añadido el médico especialista de área en Medicina Interna y de la Unidad VIH del Hospital Universitario La Paz de Madrid, Ignacio Bernardino.

FUMAN MÁS Y TIENEN 4 VECES MÁS RIESGO RENAL

Este acelerado envejecimiento provoca la aparición precoz de enfermedades propias de la vejez como, por ejemplo, las cardiovasculares, hipertensión, osteoporosis o algunos tipos de cáncer como, por ejemplo, el anal o el cáncer de pulmón. De hecho, se cree que los pacientes con sida tienen hasta cuatro veces más riesgo de enfermedad renal y su riesgo cardiovascular es significativamente mayor que la población sana.

Todo ello, además, se ve perjudicado por el hecho de que estos pacientes suelen fumar y beber más. "Algunas investigaciones han puesto de manifiesto que el impacto negativo del tabaco sobre la supervivencia es mayor en pacientes con VIH que en personas que no tienen la enfermedad", ha advertido el doctor Bernardino.

Estas declaraciones han sido corroboradas por el doctor Antela quien ha abogado por abordar mejor la prevención del tabaquismo entre esta población. "El tabaco quita los mismos años de vida que el VIH pero más años que el VIH en pacientes con VIH", ha apostillado el doctor del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela.

Ante este escenario, ambos expertos han abogado por cambiar el actual modelo sanitario, centrado en los agudos, para atender la cronicidad. Además, han recordado del elevado porcentaje de pacientes infectados que no están diagnosticados, por lo que han subrayado la necesidad de implementar más estrategias preventivas y de diagnóstico temprano.

"Un diagnóstico más eficaz, ampliar las pruebas de detección a toda la sociedad y un tratamiento universal más precoz podría contribuir a controlar mejor el VIH", ha zanjado el doctor Antela.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter