Las diferencias físicas entre donante y receptor hacen fracasar el trasplante renal

Trasplante en La Fe.
GVA
Publicado 31/03/2017 7:13:46CET

   MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Un nuevo estudio indica que el éxito de un trasplante de riñón puede depender en parte del peso y el sexo de un donante de riñón, factores que normalmente no se consideran al elegir a un receptor para un riñón de donante fallecido. Los resultados, que se detallan en el último número de 'Clinical Journal of the American Society of Nephrology', sugieren que pueden necesitarse cambios en los actuales protocolos basados en la inmunología que emparejan donantes y receptores.

   Investigaciones anteriores han demostrado que puede haber un mayor riesgo de fracaso de trasplante renal si un donante renal es más pequeño que el receptor, quizás debido al aumento de la tensión en el riñón trasplantado relativamente más pequeño. Sin embargo, muy pocos trabajos han investigado los resultados asociados con el desajuste en el peso del donante y el receptor. También se sugiere que el desajuste sexual entre el donante de riñón y el receptor puede llevar a peores resultados tras el trasplante, pero los estudios han generado resultados contradictorios.

   Para investigar estas cuestiones, un equipo dirigido por los doctores Amanda Miller y Karthik Tennankore, de la Universidad de Dalhousie y la Autoridad de Salud de Nueva Escocia, en Canadá, examinaron si recibir un trasplante de riñón de un donante más pequeño del sexo opuesto afectaría a los resultados del trasplante en el receptor. Los autores analizaron la información sobre una cohorte de receptores de donantes fallecidos en Estados Unidos entre 2000 y 2014, que figuraban en el Registro Científico de Receptores de Trasplantes. Sobre una media de seguimiento de 3,8 años, 21.261 de 115.124 receptores de trasplante de riñón sufrieron un fracaso del trasplante.

UN 28 POR CIENTO MÁS DE RIESGO EN UN RECEPTOR CON 30 KILOS MÁS QUE EL DONANTE

   Después de contabilizar otras variables de trasplante, los científicos demostraron que, si un receptor de trasplante de riñón pesaba más de 30 kilogramos más que el donante, había un 28 por ciento más de riesgo de fracaso de trasplante en comparación con los donantes y receptores con pesos iguales.

   Si el riñón era de un donante más pequeño del sexo opuesto, el riesgo relativo de fracaso del trasplante se elevó adicionalmente al 35 por ciento para un varón que recibió un riñón de una donante femenina y al 50 por ciento para una mujer que recibió un riñón de un donante masculino. Este riesgo es similar al observado cuando un receptor recibe un trasplante de riñón de un donante que tiene diabetes, un factor de riesgo conocido de insuficiencia renal.

   "Este estudio es extremadamente importante porque hemos demostrado que cuando se considera todo lo demás, algo tan simple como la combinación del peso de un donante de riñón y el sexo se asocia con un marcado aumento del fracaso de trasplante de riñón", afirma el doctor Miller.

   "Aunque se requiere más investigación antes de incluir estas variables en una estrategia de concordancia de receptores, este estudio pone de relieve la importancia del emparejamiento de los donantes y los receptores por encima y más allá de los actuales protocolos basados en la inmunología", agrega.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter