Detectan en pacientes con esquizofrenia el área del cerebro responsable de "oír voces"

Depresión, esquizofrenia
PIXABAY
Publicado 07/09/2017 7:38:43CET

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

Científicos han identificado con precisión y se han dirigido a un área del cerebro que está involucrada en "oír voces", algo que experimentan muchos pacientes con esquizofrenia. Estos expertos han mostrado en un ensayo controlado que dirigirse a esta área con pulsos magnéticos puede mejorar la enfermedad en algunos pacientes, como informan este martes en la Conferencia del Colegio Europeo de Neuropsichofarmacología (ECNP, por sus siglas en inglés), que se celebra en París, Francia.

"Este es el primer ensayo controlado para determinar con precisión un área cerebral anatómicamente definida donde pulsos magnéticos de alta frecuencia pueden mejorar la audición de voces", subraya la investigadora principal, la profesora Sonia Dollfus, de la Universidad de Caen (CHU), en Francia, cuyo trabajo se publicará en 'Schizophrenia Bulletin: The Journal of Psychoses and Related Disorders'.

La esquizofrenia es un serio problema de salud mental a largo plazo. Las personas con esquizofrenia experimentan una serie de síntomas, que pueden incluir delirios, pensamientos confusos y alucinaciones. Uno de los más conocidos es escuchar voces, también conocido como 'Hallucination Verbal Auditivo' (AVH), que experimenta en algún alrededor del 70 por ciento de las personas con esquizofrenia. Estas voces pueden ser "escuchadas" con una variedad de características diferentes, por ejemplo como internas o externas, amistosas o amenazantes, pueden estar continuamente presentes o sólo ocasionalmente, y así sucesivamente.

Se ha planteado la estimulación magnética transcraniana (TMS, por sus siglas en inglés) como una posible forma de tratar la audición de voces en la esquizofrenia. Se trata de una técnica que emplea pulsos magnéticos para el cerebro y se ha demostrado que es eficaz en varias enfermedades psiquiátricas. Sin embargo, hay escasez de ensayos controlados para demostrar que la TMS funciona eficazmente con los pacientes de AVH.

El equipo de investigación francés trabajó con 26 pacientes que recibieron tratamiento con TMS y 33 como un grupo de control, que recibió otro tratamiento (placebo). Los autores entrevistaron a los pacientes utilizando un protocolo estándar --la escala de evaluación de alucinaciones auditivas-- que reveló la mayoría de las características de las voces que estaban escuchando.

SE CENTRAN EN UN ÁREA ASOCIADA CON EL LENGUAJE

Los pacientes tratados recibieron una serie de pulsos magnéticos de alta frecuencia de 20 Hz durante dos sesiones al día durante dos días. Utilizando la resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés), se dirigieron los pulsos a un área cerebral específica en el lóbulo temporal, que se asocia con el lenguaje (el área exacta es el cruce de la proyección de la rama ascendente del surco lateral izquierdo y la izquierda superior del surco temporal).

Después de dos semanas, se reevaluó a los pacientes. Los investigadores descubrieron que el 34,6 por ciento de los pacientes tratados con TMS mostraban una respuesta significativa, mientras que sólo el 9,1 por ciento de los pacientes del grupo simulado respondieron (la "respuesta significativa" se definió como una disminución de más del 30 por ciento en la puntuación en la escala de evaluación de alucinaciones auditivas totales).

Según la profesora Sonia Dollfus, es posible que se pueda decir que el equipo ha localizado un área anatómica específica del cerebro asociada con alucinaciones auditivas verbales en la esquizofrenia. Y añade: "Hemos demostrado que el tratamiento con TMS de alta frecuencia marca una diferencia para al menos algunos enfermos, aunque hay un largo camino por recorrer antes de saber si TMS es la mejor vía para tratar a estos pacientes a largo plazo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter