Contador

La detección clínica precoz es fundamental en los casos de sepsis

Hospital, sepsis
PIXABAY
Publicado 23/11/2017 13:12:56CET

MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

La detección clínica precoz es fundamental en los casos de sepsis, ya que, desde el comienzo de la hipotensión, si el antibiótico se administra en los primeros 30 minutos, la mortalidad será del 17,3 por ciento y si se da entre 1-2 horas, la tasa asciende al 29,5 por ciento, según ha señalado el jefe de Servicio de Medicina Interna del Hospital General Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina, Fernando Marcos.

Este será el tema que se trate en el Congreso Nacional que la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) está celebrando en Madrid. Durante el evento tendrá lugar la mesa redonda 'Infecciones graves en situaciones de urgencias' donde se recordará que cada hora de retraso en la administración de antibióticos se asocia a una disminución de la supervivencia del 7,6 por ciento.

"Hay que tratar de disminuir la mortalidad, las complicaciones y las estancias hospitalarias", ha subrayado el doctor Marcos. Es preciso que el médico internista conozca en profundidad estos cuadros y transmita sus conocimientos a los médicos residentes y facultativos que trabajan en los Servicios de Urgencias.

Por ello, la SEMI trabaja en este campo a través de su Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas, organizando diferentes actividades y poniendo en marcha diversas iniciativas como el I Curso online de Ecografía Clínica en las enfermedades Infecciosas, o el desarrollo de distintos libros de protocolos sobre enfermedades infecciosas.

El experto ha enfatizado en la importancia de realizar seguimiento de los hemocultivos extraídos en Urgencias a pacientes dados de alta a domicilio, para observar su evolución y la idoneidad o no del tratamiento antibiótico indicado en Urgencias. "En este sentido, en un porcentaje no despreciable de casos hay que modificar el tratamiento antibiótico indicado inicialmente en Urgencias", ha señalado Fernando Marcos.

PATOLOGÍA INFECCIOSA IMPORTADA Y DEL VIAJERO

El abordaje de las patologías infecciosas es un campo de interés para los internistas, de ahí que diferentes actividades del Congreso Nacional estén dedicadas a debatir y actualizar conocimientos en esta área.

Este es el caso del taller 'Patología infecciosa importada y del viajero'. Tal y como aseguran los doctores José Manuel Ramos Rincón y Miguel Górgolas Hernández de la Mora, ponentes del taller, es importante la formación en este campo del internista y, en especial en los jóvenes residentes, que son los que están en mayor medida en los servicios de Urgencias, donde se atienden inicialmente la mayoría de estas patologías.

"Esta es una formación que se enseña poco durante los estudios del Grado en Medicina y que generalmente se aprende con la práctica clínica, por ello es importante una formación más académica de esta disciplina", ha señalado los expertos.

Las principales patologías infecciosas importadas en el viajero son la malaria y las enfermedades virales trasmitidas por insectos como el Dengue, Zika o Chikungunya, así como las enfermedades respiratorias. Por su parte, la malaria y enfermedades virales trasmitidas por insectos, la estrongiloidiasis o la tuberculosis constituyen las principales patologías infecciosas atendidas en el paciente inmigrante.

INFECCIONES NOSOCOMIALES

Las infecciones nosocomiales constituyen un problema creciente, con graves consecuencias tanto clínicas como económicas. Acarrean una prolongación de la estancia hospitalaria y un aumento de la mortalidad, lo que provoca la necesidad de utilizar con frecuencia antimicrobianos activos frente a organismos multirresistentes, un coste adicional, muchas veces superior al motivo de ingreso inicial del paciente.

Hasta el 8 por ciento de los pacientes ingresados en hospitales presenta una infección nosocomial, según los resultados del estudio EPINE de 2016. La prevalencia es mayor en hospitales de más de 500 camas, afectando más a los varones que a las mujeres y, sobre todo, a los pacientes mayores de 65 años con estancias hospitalarias prolongadas.

"No podemos contentarnos con considerar a la infección nosocomial como un efecto secundario inevitable del intervencionismo médico. Debemos intentar evitarlas. Cualquier infección nosocomial debe considerarse como un fracaso", ha afirmado el coordinador del Grupo de Trabajo de Hospitalización a Domicilio y Telemedicina de la SEMI, Víctor José González Ramallo.

El reto actual es implantar tanto las medidas preventivas como las de detección precoz y optimización del tratamiento en todos los servicios hospitalarios, incluyendo la Urgencia y los cada vez más utilizados Hospitales de Día.

TRATAMIENTO DE LA INFECCIÓN EN UNIDADES DE HOSPITALIZACIÓN A DOMICILIO

Las Unidades de Hospitalización a Domicilio suponen una herramienta muy eficaz para limitar, o incluso evitar, la estancia hospitalaria. "Es evidente que la atención fuera del ambiente hospitalario reduce la posibilidad de adquisición de infecciones relacionadas con los cuidados sanitarios por microorganismos multirresistentes", ha destacado Víctor José González Ramallo.

Uno de los procedimientos más utilizados en estas Unidades es el Tratamiento Antimicrobiano Domiciliario Endovenoso (TADE). "Gracias a los nuevos antimicrobianos y al desarrollo de diversos dispositivos de infusión tanto electrónicos como elastoméricos, podemos tratar en domicilio casi cualquier microorganismo por resistente que éste sea con una eficacia y seguridad similares a las proporcionadas en hospitalización convencional y a un coste significativamente menor", ha asegurado el experto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter