Descubren una nueva fuente para el desarrollo del cerebro

Cerebro
PIXABAY
Publicado 06/09/2017 7:32:39CET

   MADRID, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Un equipo de biólogos ha encontrado una fuente inesperada para el desarrollo del cerebro, un hallazgo que ofrece nuevas perspectivas sobre la construcción del sistema nervioso. La investigación, que se publica en la revista 'Science', reveló que la glía, una colección de células no neuronales que habían sido consideradas como células de apoyo pasivas, de hecho, son vitales para el desarrollo de células nerviosas en el cerebro.

   "Los resultados nos llevan a revisar la visión a menudo neurocéntrica del desarrollo cerebral para ahora apreciar las contribuciones de las células no neuronales como la glía", explica el autor principal del estudio, Vilaiwan Fernandes, investigador postdoctoral en el Departamento de Biología de la Universidad de Nueva York, en Estados Unidos. "De hecho, nuestro estudio encontró que las preguntas fundamentales en el desarrollo del cerebro con respecto a la sincronización, la identidad y la coordinación del nacimiento de la célula nerviosa pueden entenderse solamente cuando se explica la contribución glial", añade.

DETALLAN UNA DINÁMICA QUE COORDINA EL INCREMENTO DE NEURONAS

   El cerebro se compone de dos tipos de células, células nerviosas o neuronas y glía, que son células no nerviosas que constituyen más de la mitad del volumen del cerebro. Los neurobiólogos han tendido a centrarse en las primeros porque son las células que forman las redes que procesan la información; pero, dada la preponderancia de la glía en la composición celular del cerebro, investigadores de la Universidad de Nueva York plantearon la hipótesis de que podrían desempeñar un papel fundamental en el desarrollo del cerebro.

   Para explorar esto, examinaron el sistema visual de la mosca de la fruta, una especie que sirve como un poderoso organismo modelo para esta línea de estudio porque su sistema visual, como el de los seres humanos, tiene repetidos mini-circuitos que detectan y procesan la luz en todo el campo visual. Esta dinámica es de particular interés para los científicos porque, a medida que el cerebro se desarrolla, debe coordinar el aumento de las neuronas en la retina con otras neuronas en regiones distantes del cerebro.

   En su estudio, los investigadores de la Universidad de Nueva York descubrieron que la coordinación del desarrollo de las células nerviosas se logra a través de una población de glía, que transmite las señales de la retina al cerebro para convertir las células del cerebro en células nerviosas.

   "Actuando como un intermediario de señalización, la glía ejerce un control preciso no sólo sobre cuándo y dónde nace una neurona, sino también sobre el tipo de neurona en que se desarrollará", señala el científico Claude Desplan, profesor de Biología de la Universidad de Nueva York.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter