Pueden provocar o agravar lesiones

Cuidado con los masajes que ofrecen en la playa

Masaje En La Playa
LOS VIAJES DEL CANGREJO/FLICKR
Publicado 11/08/2017 6:59:54CET

   MADRID, 11 Ago. (EDIZIONES) -

   Cada vez están más extendida la práctica de masajes en la arena de la playa realizados por personas no cualificadas. Muchas veces cedemos porque estamos relajados y quizá es lo que más nos apetece, pero hay que tener cuidado porque estos masajes pueden ser más contraproducentes que beneficiosos. Pueden agravar una lesión que ya tenemos, o incluso generar una de donde no la hay.

   En este sentido, el presidente del Consejo de Colegios de Fisioterapeutas de España (CGFE), Miguel Villafaina, alerta de que este fenómeno tan de moda en las playas españolas se ha convertido en un problema de salud y en una de las mayores denuncias que realizan los fisioterapeutas.

   "Se trata de personas que no están capacitadas para ello, que no tienen formación en la materia, además de realizarse en un entorno con poca higiene. ¿Quién nos asegura qué es el líquido que emplean para el masaje?¿Serán fármacos homologados como los que emplean los profesionales?¿Que se haya lavado las manos en algún momento a lo largo del día? Se pueden trasladar hongos o infecciones sobre la piel de las personas. Sin duda se trata de un problema de higiene también", subraya en una entrevista con Infosalus.

   Así, critica que se ofrezcan masajes terapéuticos cuando en realidad son más estéticos. "Hay que tener en cuenta que antes de hacer un tipo de manipulación, como un masaje, este procedimiento no es aplicable en personas con dolor en la pierna, por ejemplo, porque éste puede deberse a un proceso vascular. Siempre es imprescindible hacer una valoración previa y despejar toda posibilidad. Ese dolor en la pierna puede deberse a un trombo y si se masajea y se libera puede provocar una trombosis", resalta el experto.

   Según destaca, el masaje terapéutico es una herramienta de trabajo empleada por profesionales, y la orientación que tiene no sólo es relajar, sino mejorar el metabolismo de una zona dolosa, o realizar fricciones para mejorar una zona con inflamación. "Es la orientación general de orden terapéutico que se diferencia mucho de un masaje o sobeo general, que no tiene que ver nada con el masaje que te ofrecen en la playa", agrega.

   Por su parte, Nicolás Cuenca, fisioterapeuta del Hospital Guadarrama de Madrid, avisa a Infosalus de que muchas personas, sin formación, hacen masajes muy intensos que, al aplicarlos, no tienen en cuenta la masa muscular, o no saben que para la lesión que tiene esa persona el masaje está contraindicado.

   "Hay muchas formas de masajes pero el masaje terapéutico, para una contractura o un proceso patológico, siempre tiene que ser efectuado por un fisioterapeuta. Este masaje es diferente al masaje estético, cuyo fin es provocar bienestar o relajación. Los que son para aliviar dolor o cualquier otra indicación clínica deben ser realizados por un fisioterapeuta formado, porque sino se pueden provocar problemas de salud grave. Un masaje que te den en la playa sin tener problemas musculares o de salud, con el objetivo de relajarse es estético, pero si acudes a un masajista de la playa porque tienes contracturas y te aplican ese masaje sin comprobar si está indicado o no, pueden generar patologías graves", agrega.

   Según alerta, se puede reinflamar una zona, o incluso romper algunas fibras musculares, y tener una lesión importante cuando antes no se tenía, o incluso agravar las lesiones de esas personas. "Un fisioterapeuta sabe modular la intensidad del masaje y no aplicarlo en determinados casos porque hay que utilizar otra técnica de fisioterapia, que no es de masaje, por ejemplo. Así que hay que evitar que esa persona que aplica los masajes pueda agravar una lesión", añade Cuenca.

PAPEL DEL MASAJE TERAPÉUTICO

   Según distingue el especialista, los masajes son una de las herramientas que más se emplean en fisioterapia y son "muy efectivos" para aliviar el dolor cuando es de origen muscular, por contracturas, rigidez y cuando hay limitación de la movilidad. "Permiten disminuir el dolor y restituyen el movimiento. Hay formas especiales de masajes para disminuir los edemas o el drenaje linfático, por ejemplo, así como otras técnicas para liberar adherencias cuando hay una cicatriz o una fibrosis para romperla y liberarla", agrega.

   En este punto, destaca que la principal a contraindicación del masaje es cuando hay trombosis de vena profunda porque ese trombo se libera y puede provocar una embolia en el corazón, en los pulmones o en el cerebro. También descarta el empleo de masajes tras una caída donde puede haber dolor. "Inmediatamente después de la caída no conviene realizar masajes. No obstante, sí pueden aplicarse sobre la lesión tiempo después", indica, precisando cuando por ejemplo hay una inflamación por un esguince.

   A su juicio, los beneficios de los masajes terapéuticos son: disminuir el dolor cuando éste está causado por los músculos, por un problema de una articulación, o por un problema de un nervio, por ejemplo. "El masaje contribuye a mejorar la calidad de vida del paciente y a disminuir el dolor", valora Cuenca.

   El fisioterapeuta del Hospital Guadarrama de Madrid también subraya el papel que los masajes terapéuticos realizan sobre la relajación del paciente, una labor emocional que, en muchas ocasiones, contribuye a disminuir el estrés, o la ansiedad. "Muchas veces las contracturas son reflejo de una situación de tensión emocional. Es normal que personas con estrés crónico tengan contracturas en la zona del cuello y de la espalda, de forma que disminuye esa tensión emocional al disminuir la tensión muscular", apostilla.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter