Contador

Investigación

Cualquier edad es buena para dejar de fumar

Fumador, fumar, mayor
GETTY
Publicado 01/12/2016 8:21:44CET

MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consumo de tabaco continúa siendo una causa importante de cáncer y muerte prematura. La mayoría de los estudios sobre el tabaquismo y la mortalidad se han centrado en las poblaciones de mediana edad, pero, hasta ahora, pocos habían examinado el impacto de dejar el hábito sobre la enfermedad y el riesgo de mortalidad entre los ancianos.

Un nuevo estudio publicado en 'American Journal of Preventive Medicine' revela que las personas de 70 años o más que fuman tienen más de tres veces más de probabilidades de morir que aquellas que nunca han fumado, mientras que los exfumadores son menos propensos a morir cuanto antes dejen de fumar.

En Estados Unidos, se espera que el número de personas mayores de 70 años aumente de 29,2 millones (9,3 por ciento de la población) en 2012 a 63,6 millones (15,9 por ciento) en 2050. "Los adultos estadounidenses de 70 años o más tienen una muy alta prevalencia de consumo de tabaco durante la vida, por lo que es importante examinar los riesgos asociados con el tabaquismo y los beneficios de dejar de fumar en edades más tempranas entre estos individuos", explica la investigadora principal Sarah H. Nash, que realizó el estudio como parte de su formación postdoctoral en el Instituto Nacional del Cáncer, en Bethesda, Maryland, Estados Unidos.

Los investigadores revisaron los datos de más de 160.000 personas de 70 años o más que participaron en el estudio sobre dieta y salud 'NIH-AARP'. Los participantes completaron un cuestionario en 2004-2005 detallando su consumo de tabaco y los autores rastrearon las muertes hasta finales de 2011. Los análisis realizados entre 2014 y 2016 correlacionaron la edad de la muerte con la edad a la que se empezó a fumar y se dejó el hábito y la cantidad que se fumaba tras los 70 años de edad.

El cuestionario 2004-2005 evaluó la intensidad del hábito de fumar mediante los cigarrillos consumidos por día y la historia del tabaquismo a través de nueve periodos de edad. Para este estudio, se consideró a los participantes que todavía fumaban a los 70 años como fumadores actuales y se clasificó a los exfumadores en función de la década de la vida en la que dejaron de fumar.

LA EDAD DE INICIO Y EL CESE DEL TABAQUISMO, IMPORTANTES PREDICTORES DE MORTALIDAD

Los investigadores utilizaron un índice nacional de mortalidad para determinar las muertes y emplearon los códigos CIE-9 y CIE-10 sobre la mortalidad relacionada con el tabaquismo para identificar otros resultados: cáncer de pulmón; otros cánceres relacionados con el tabaquismo, incluyendo vejiga, colorrectal, esofágico, cabeza y cuello, riñón y pelvis renal, cáncer de hígado, páncreas y estómago, y leucemia mieloide aguda; enfermedad del corazón; ictus; diabetes; y enfermedad respiratoria (por ejemplo, neumonía, gripe, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y afecciones aliadas).

Se ajustaron los datos por edad, sexo, nivel de educación y consumo de alcohol y, como los participantes de NIH-AARP eran predominantemente blancos, el ajuste por raza no afectó a los resultados y no se incluyó en los modelos finales. "Los datos muestran que la edad de inicio del tabaquismo y el cese, ambos componentes clave de la duración del tabaquismo, son importantes predictores de la mortalidad en adultos estadounidenses de 70 años o más", subraya Nash.

Al inicio del estudio (2004-2005), la media de edad de los participantes fue de 75 años; con casi el 56 por ciento de ellos exfumadores y el 6 por ciento fumadores, con menos probabilidades de que los varones fueran no fumadores (31 por ciento frente al 48 por ciento de las mujeres). Los varones fumaban más que las mujeres (18,2 unidad paquetes-año frente a 11,6 unidad paquetes-año), y los varones tenían más probabilidades de haber comenzado a fumar antes de los 15 años (19 por ciento frente a 9,5 por ciento de las mujeres fumadoras).

Durante un seguimiento promedio de 6,4 años, casi el 16 por ciento de los participantes falleció. Aunque el 12,1 por ciento de los nunca fumadores murió, el 16,2 por ciento, el 19,7 por ciento, el 23,9 por ciento y el 27,9 por ciento de exfumadores que dejaron el hábito entre las edades de 30-39, 40-49, 50-59 y 60-69 años, respectivamente, murieron. Los fumadores actuales eran los peores, con un 33,1 por ciento de ellos que murieron. Las tasas de mortalidad de las mujeres fueron inferiores a las de los hombres en cada nivel de consumo de tabaco.

"En la población de estudio de 'NIH-AARP', la edad más temprana a la que se empezó a fumar se asoció con un mayor riesgo de mortalidad, destacando la importancia del tabaquismo en la juventud y el comienzo de la edad adulta en el riesgo de mortalidad durante toda la vida, incluso entre las personas que viven hasta los 70 años.

Los exfumadores tenían un riesgo de mortalidad sustancialmente menor después de los 70 años en comparación con los fumadores actuales, incluso aquellos que dejaron de fumar a los 60 años. Estos hallazgos muestran que debe hacerse hincapié en el abandono del hábito de fumar en todos los fumadores, independientemente de la edad", concluye.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter