17 de mayo: Día Internacional de la Hipertensión Arterial

El consumo moderado de cerveza puede ayudar a controlar la tensión arterial

Cerveza
IMEO
Publicado 16/05/2016 9:14:35CET

   MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

   Los ingredientes naturales que componen la cerveza podrían ayudar a mejorar el control de la tensión arterial y a reducir el riesgo cardiovascular, siempre y cuando se consuma de forma moderada, tal y como ha mostrado una guía desarrollada por la Sociedad Española de Hipertensión (SEH-LELHA) y el Centro de Información de la Cerveza y Salud (CICS), con motivo de la celebración, este martes, del Día Internacional de la Hipertensión Arterial.

   Además, según el trabajo, el bajo contenido en sodio de la cerveza hace que sea una bebida adecuada para los pacientes que padecen hipertensión, una enfermedad generalmente asintomática, que cada año provoca la muerte de unas 9,4 millones de personas en todo el mundo y que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) afecta a unos 1.500 millones de ciudadanos.

   Además, en España, según los datos aportados por la Sociedad Española de Hipertensión, 14 millones de personas han sido diagnosticadas con problemas de hipertensión y se estima que cuatro millones de españoles con la tensión alta aún no han sido diagnosticados, y por tanto, no siguen las pautas de vida recomendadas para los pacientes hipertensos.

CONSEJOS PARA PREVENIR LA APARICIÓN DE HIPERTENSIÓN ARTERIAL

   Los factores comunes que conducen al desarrollo de hipertensión arterial son el sexo, la edad, la genética, así como aquellos que se pueden modificar con unos cambios en las costumbres como, por ejemplo, la obesidad, la ingesta de sodio, el consumo excesivo de alcohol, el sedentarismo y el uso de anticonceptivos o antiinflamatorios.

   En este sentido, la SEH-LELHA ha subrayado la importancia de seguir las pautas de la dieta mediterránea, caracterizada por una alimentación equilibrada, rica en frutas, legumbres, hortalizas, pescado y aceite de oliva, para prevenir la aparición de esta enfermedad.

   Otras medidas pasan por aumentar el consumo de frutas y hortalizas, reducir el consumo de sal, mantener un peso corporal saludable, dejar de fumar e incrementar la actividad física o la práctica de ejercicio de intensidad moderada.

   "Hay que realizar ejercicio al menos durante 30 minutos, de cinco a siete días a la semana en los que pueden estar incluidas actividades rutinarias como caminar a buen paso o subir y bajar escaleras. Tampoco hay que olvidar que hay que mantener un perímetro abdominal saludable, que debe ser inferior a 88 centímetros en mujeres y 102 centímetros en hombres", ha destacado la organización.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter