Contador

Documento SODICAR y FEDE

Los consumidores de cerveza de forma moderada y habitual presentan una menor incidencia de diabetes mellitus

Cerveza
PIXABAY
Publicado 15/11/2016 16:25:46CET

Una dieta rica en fibra y el consumo de polifenoles reduce el riesgo de padecer diabetes mellitus 2

MURCIA, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las personas que consumen cerveza habitualmente de forma moderada presentan una menor incidencia de diabetes mellitus e hipertensión, según se desprende de un estudio presentado este martes por la Asociación de Diabéticos de Cartagena y Comarca (SODICAR) y la Federación de Diabéticos Españoles (FEDE).

El documento concluye, principalmente, que diversos componentes de la cerveza, como la fibra soluble, los compuestos polifenólicos, los minerales y la baja graduación alcohólica podrían influir positivamente en la prevención y control de la diabetes; siempre y cuando dicha bebida se consuma en cantidad moderada, es decir, de dos a tres cañas al día para los hombres y de una a dos cañas al día para las mujeres.

El doctor Franz Martín Bermudo, catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y representante de la Sociedad Española de Diabetes, ha presentado en Salón de Actos de la Fundación Caja Mediterráneo, este estudio, titulado 'Efecto preventivo y protector del consumo moderado de cerveza en la Diabetes Mellitus'.

Según este informe, existen evidencias que relacionan el consumo de alimentos, nutrientes y dietas con la aparición de diabetes mellitus 2. Así, una dieta rica en fibra y el consumo de polifenoles reduce el riesgo de padecer esta enfermedad, y un déficit de algunos minerales como el magnesio se ha relacionado con un incremento en el riesgo de padecer diabetes mellitus 2.

"En este sentido, la cerveza es una bebida con contenido en magnesio, fibra y polifenoles como las isohumulonas. Además, se ha estudiado que el consumo moderado de cerveza, gracias a la presencia de sus polifenoles, es capaz de aumentar la capacidad antioxidante del plasma", tal y como explica el doctor Martín Bermudo.

CONSUMO MODERADO DE CERVEZA Y EVOLUCIÓN DE LA DIABETES MELLITUS

Según el documento 'Efecto preventivo y protector del consumo moderado de cerveza en la Diabetes Mellitus', existen trabajos que indican que la ingesta de alimentos con actividad antioxidante mejora el grado de estrés oxidativo e influye positivamente en la aparición y evolución de las complicaciones de la diabetes.

"En cuanto a los procesos inflamatorios que están presentes en las complicaciones macro y microvasculares de la diabetes es importante destacar el papel antiinflamatorio que pueden jugar la fibra y los compuestos fenólicos de la cerveza", sostiene el doctor Bermudo, quien también destaca que "las isohumulonas y el xantohumol presentes en la cerveza pueden jugar un papel en la prevención, control y evolución de la diabetes mellitus".

Por otra parte, la revisión bibliográfica concluye que, en pacientes con diabetes mellitus 2, el consumo moderado de cerveza puede reducir los niveles circulantes de homocisteina, un marcador que sirve para medir el riesgo de ateroesclerosis.

LA DIABETES MELLITUS

La diabetes mellitus hace referencia a un grupo de enfermedades metabólicas en las que su denominador común es una elevación de los niveles circulantes de glucosa en sangre (glucemia).

En concreto, la diabetes mellitus 1 es una enfermedad de origen autoinmune en la que el sistema inmune destruye a las células beta pancreáticas y los pacientes dependen de la administración de insulina.

En la diabetes mellitus 2, que supone el 90-95% de las formas de diabetes, los tejidos tienen una menor sensibilidad a la acción de la insulina y además existe una disminución en la secreción de insulina en respuesta a los nutrientes.

El estudio 'Cerveza, Dieta Mediterránea y enfermedad cardiovascular', elaborado por el Hospital Clínic de Barcelona y la Universidad de Barcelona, ha puesto de manifiesto que las personas que consumen cerveza habitualmente de forma moderada presentan una menor incidencia de diabetes mellitus e hipertensión -factores de riesgo en la enfermedad cardiovascular-, así como unas cifras de HDL-colesterol mayores que los no bebedores.

Así, el consumo moderado de cerveza, con un máximo de tres cañas para los hombres y dos para las mujeres, puede tener efectos positivos para el organismo, siempre que se trate de individuos adultos y sanos.

Por este motivo, la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) incluye el consumo opcional y moderado de cerveza, por supuesto, siempre por adultos sanos, en la Pirámide de la Alimentación Saludable, referente en material nutricional que integra todos los alimentos propios de la dieta.

Desde su fundación en 1998, el Centro de Información Cerveza y Salud (CICS), entidad de carácter científico que promueve la investigación sobre las propiedades nutricionales del consumo moderado de cerveza y su relación con la salud, ha querido dar respuesta a la demanda informativa existente en nuestro país en torno a esta bebida apoyando todas aquellas iniciativas relacionadas con su investigación y proporcionando a los profesionales sanitarios y la sociedad información objetiva y contrastada, bajo la supervisión de los profesionales de la medicina, la dietética y la nutrición que conforman el Comité Científico de esta entidad.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter