¿Cómo conseguir desconectar del trabajo durante las vacaciones?

Siesta, hamaca, dormir, durmiendo, pies, relax, vacaciones, descanso
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / DASHA PETRENKO
Publicado 13/08/2018 15:05:32CET

MADRID, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

Es muy posible que estés a punto de tomarte un merecido descanso después de un año trabajando, y puede que, como te ha ocurrido en otras ocasiones, una vez que se acaben tus vacaciones vuelvas a la carga con la sensación de que no ha sido suficiente, según han señalado desde Haztúa.

Sin embargo, ¿por qué nos ocurre está sensación? Hay una regla que se cumple casi siempre: a más tiempo de vacaciones, más probabilidad de desconectar completamente. Pero como toda regla tiene sus excepciones, y tal vez te sientes parte de esa excepción porque da igual los días que tengas, no logras desenchufarte de los problemas del trabajo.

Por ello, en primer lugar, para que el cerebro tenga la sensación de que se trata realmente de un tiempo de descanso, es necesario que te tomes, al menos una semana completa. Si no se puede, sin duda, tres días es mejor que nada. Pero es importante que haya una ruptura con la rutina y eso se consigue cuando tu cabeza entiende que no solo descansas porque "toca" día libre, sino que se trata de una parada diferente.

"Nuestro cerebro funciona haciendo categorías de los hechos cotidianos. Y tenemos que hacerle comprender que estamos en la categoría vacaciones y no en la categoría "puente" o día festivo. Hacer una parada que incluya todos los días de la semana permite diferenciar ese tiempo de descanso como algo vacacional. No olvidemos que la raíz latina de la palabra nos indica que se trata de un tiempo para estar libre, desocupado, vacante", ha declarado Rosana Pereira, fundadora de Haztúa Psicología Positiva.

Para ello, es recomendable evitar las llamadas y correos después de las horas de trabajo, salvo en caso de emergencia, tener horarios flexibles y autonomía para decidir cómo llevar a cabo el trabajo o cuándo tomar un respiro, aumenta la probabilidad de distanciarse psicológicamente del trabajo una vez acaba la jornada laboral, según un estudio publicado en el último número del Journal of Work and Organizacional Psychology, revista del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid indexada en el "Journal of Citations Reports".

El estudio resalta también la importancia de contar con el apoyo de los compañeros, como amortiguador de los factores estresantes que se presentan en el trabajo diario. El apoyo emocional y material de los colegas disminuye la sensación de sobrecarga y la "rumiación", o activación persistente de pensamientos relacionados con el trabajo, facilitando la desconexión mental en el tiempo de ocio.

CONSEJOS PARA DESCONECTAR EN VACACIONES

Desde Haztúa han recomendado ocho actitudes para desconectar en las vacaciones y así poder aprovecharlas:

- Darte permiso: se trata de un ejercicio que necesita de tu voluntad. Es imprescindible que te des permiso para desconectar sin sentir que haces mal por ello. El exceso de responsabilidad puede ser tan perjudicial como la falta de ella.

- Si tienes sentimientos de culpa, hay que analizarlos: "no debería irme ahora", "¿cómo voy a dejar esto así?", "yo descansando y los demás trabajando", son algunos de las preguntas o afirmaciones frecuentes; si hay sentimiento de culpa analiza el contenido de esa culpa y encuentra argumentos racionales de por qué tú tienes el mismo derecho que cualquiera a desconectar.

- Aprende a delegar: si te atreves a dar confianza a los demás puedes llegar a descubrir una gran verdad, "las personas somos agradecidas y si confían en nosotros tratamos dar lo mejor de nosotros mismos", han señalado desde Haztúa.

- Formar a otra persona: si crees que nadie sabe hacer tu trabajo, forma alguien con tiempo para que pueda encargarse de las cosas más urgentes en tu ausencia. O llega a acuerdos con tus clientes que te permitan organizar tu tiempo de descanso.

- Cuidar de la familia y amigos: para que puedas disfrutar y desconectar necesitas cuidar esas otras áreas importantes de la vida, familia, amigos, ocio.

- Convivir con la sensación de incertidumbre: ser capaz de convivir con la sensación de incertidumbre es uno de los más valiosos aprendizajes que puedes hacer en la vida. La creencia de que tenemos el control nos permite relajarnos, pero no es real. Tenemos mucho menos control del que pensamos en los acontecimientos del día a día.

- "Saborear" las vacaciones: aprovecha las vacaciones para "saborear" las experiencias de la vida, y anticiparte a todo.

- Dedicarle tiempo a tus familiares: es clave para desconectar, e invertir con ellos el tiempo que no has podido durante el tiempo trabajado.

PARA EL DÍA A DÍA

Para el día a día, los psicólogos de Madrid han dado dos consejos claves para desconectar después de la jornada laboral:

- Dejar de pensar en asuntos relacionados con el trabajo y evitar trabajar fuera del horario establecido además de ahorrar energía y alejar el agotamiento, contribuye a disminuir los conflictos en el seno de la familia debidos a que la intrusión del trabajo que impide atender adecuadamente las demandas de la pareja y los hijos.

- Prohibir las llamadas telefónicas o correos después de las horas de trabajo a menos que se trate de una emergencia. Esta medida ayuda a los empleados a desconectar porque perciben que hay una norma sólida que lo respalda. En el caso del teletrabajo, aconsejan a las empresas ayudar a los empleados a poner límites claros entre el tiempo de trabajo y el de vida familiar y de ocio.
-