Contador

¿Conoces tu edad vascular? Las razones por las que averiguarla

Corazón
GETTY
Publicado 08/11/2017 8:01:42CET

    MADRID, 8 Nov. (EDIZIONES) -

   Las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de morbimortalidad en España. ¿A quién no le interesa saber si en unos años podrá verse afectado por un accidente cardiovascular, por ejemplo? ¿Podré padecer un infarto de corazón, un derrame cerebral u otro evento vascular? A día de hoy puede prevenirse en cierta manera ya que hay personas que, además, tienen un riesgo potencial.

   "Para ello, un indicador que en los últimos años utilizamos los médicos es la denominada 'edad vascular' o 'edad del corazón', o simplemente 'la edad de su riesgo cardiovascular'", aclara en una entrevista con Infosalus el médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria del centro salud San Andrés de Madrid, Manuel Frías Vargas.

   El también coordinador nacional de grupo de trabajo de vasculopatías de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) señala que esta medida analiza la edad de las arterias, y relacionada con los diferentes factores de riesgo que padece una persona en un momento dado. "Es decir, trata de decirnos lo viejo que es el aparato cardiovascular mediante unas tablas científicamente probadas", apostilla.

   A su juicio, un simple ejemplo puede mostrar esta relación usando el actual sistema para medir el riesgo cardiovascular: "Un paciente varón de 42 años, fumador, con unos niveles de presión arterial superiores a 180 mmHg, y unos niveles de colesterol de 220 mg/dl, tendría un riesgo de morir por enfermedad cardiovascular de entre un 2 y un 5%, según si viviera en países de bajo o alto riesgo respectivamente. Del mismo modo, un hombre de 67 años, no fumador, con un nivel de presión arterial de 140 mmHg y unos niveles de colesterol de 220 mg/dl tendría un riesgo de hasta un 6% de morir por enfermedad cardiovascular".

   Sin embargo, y aunque el porcentaje de riesgo es similar, Frías Vargas avisa de que el primero tendría "un peor pronóstico y una peor salud cardiovascular que el segundo". Eso sí, advierte de que el cálculo de la edad vascular, en cambio, indicaría que el primero, el varón de 40 años, tendría una edad vascular de 63 años; mientras que el segundo, el varón de 65, tendría una edad vascular de 68 años.

   "Esta escala permite comprender de una manera más clara el verdadero significado del porcentaje de riesgo cardiovascular de cada paciente, teniendo en cuenta su edad. Por ello se miden los diferentes factores y se analizan una serie de tablas de riesgo cardiovascular, estandarizadas hoy en día, y que podrán ayudarnos a dilucidar nuestra edad vascular", añade.

   En concreto, el especialista y médico de familia cita que los parámetros que analizan las tablas son: la edad biológica, los niveles de presión arterial sistólica y diastólica, el hábito tabáquico y los niveles de colesterol, así como los métodos no invasivos que tratan de analizar las arterias.

EL PELIGRO DE QUE NO SEAN IGUALES

   "Tener una edad vascular superior a la de nuestro cuerpo, a nuestra edad biológica, puede ser peligroso porque puede favorecer un accidente cardiovascular futuro. Por ello, debemos cuidarnos y modificar aquellos factores de riesgo para no sufrir un evento de riesgo cardiovascular en los próximos años", sostiene el especialista de SEMERGEN.

   Según defiende el experto, a diferencia de la edad biológica es posible rejuvenecer la edad vascular siguiendo una serie de hábitos de vida saludables y controlando los diferentes factores de riesgo cardiovascular, como puede ser, por ejemplo, dejando de fumar, controlando los niveles de tensión arterial y colesterol, o realizando ejercicio y manteniendo un peso adecuado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter