Expertos internacionales

Confirman el potencial de la inmunoterapia contra el cáncer

Actualizado 24/03/2015 12:59:58 CET

BARCELONA, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Expertos internacionales reunidos en Barcelona han confirmado el potencial de la inmunoterapia en el tratamiento del cáncer, en el marco de un foro organizado por el Hospital Clínic de Barcelona, la Facultad de Medicina de la Universitat de Barcelona (UB) y la Academia de Ciencias Médicas de Catalunya y Baleares.

   En el 'Symposium on advances about CART19 approaches and more' se reunieron médicos especialistas en Hematología, Inmunología, Hematología Pediátrica y Oncología Médica de todo el mundo para tratar en profundidad los últimos avances obtenidos con la técnica experimental Chimeric Antigen Recetor T-Cell (CART) aplicada a la leucemia linfoblástica aguda (LLA), entre otras neoplasias.

   La reunión contó, entre otros especialistas, con el jefe de la Sección de Inmunología Clínica del Hospital Clínic, Manel Juan; uno de los investigadores pioneros en CART19 y director de investigación Traslacional en el Centro Oncológico Abramson de la Universidad de Pennsylvania, Carl June, y el representante del Children's Hospital de Philadelphia Stephan Grupp.

   La LLA es el tipo de cáncer más frecuente en niños y se caracteriza por una producción excesiva de linfocitos, o glóbulos blancos, inmaduros que se multiplican de forma rápida y desplazan a las células normales de la médula ósea.

   Aunque la mayoría de los niños logran una remisión completa con quimioterapia o con el trasplante de médula ósea, entre un 10% y un 15% fallecen por resistencia al tratamiento, por su toxicidad o por una recaída.

   Cuando las opciones de tratamiento se agotan, hacen falta soluciones menos tóxicas y más dirigidas en las que la inmunoterapia puede jugar un papel fundamental.

   La terapia con CART19 es un tipo de inmunoterapia avanzada, desarrollada por Carl June en la Universidad de Pensilvania, en la que a los propios pacientes se les extraen unos glóbulos blancos específicos, los linfocitos T (que son las células que normalmente combaten los virus), que son modificados para dirigirse contra las células tumorales y destruirlas expresando el antígeno CD19 en su superficie (denominándose así este tipo de CART como CART19).

   "Desgraciadamente, los linfocitos T requieren una coincidencia exacta de los tejidos del donante y el paciente, ya que si no se genera lo que llamamos el rechazo del trasplante", ha explicado.

   "A menos que los pacientes tengan un gemelo idéntico, los enfermos sólo pueden utilizar sus propios linfocitos T, que tienen que ser cultivados en un laboratorio", ha afirmado June.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter