Contador

Conducir con temperaturas por encima de 35 grados equivale a haber bebido cinco cervezas

Imagen de recurso de conducción
EUROPA PRESS
Publicado 28/07/2017 11:45:48CET

   ALICANTE, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Los expertos de los hospitales Quirónsalud Torrevieja y València han alertado este viernes de los efectos en la conducción que provoca un exceso de calor acumulado en los coches. Así, han recomendado realizar los viajes en las primera horas de la mañana o en las últimas de la tarde, aunque siempre con luz solar. Además, han indicado que conducir soportando temperaturas por encima de los 35 grados equivalen a hacerlo tras haber bebido cinco cervezas.

   En un comunicado, y basándose en estudios de Prevensis, empresa especializada en el análisis del comportamiento de los conductores, los hospitales QuirónSalud valencianos han explicado que el 17% de los accidentes de tráfico pueden deberse a excesivas temperaturas. De hecho, cuando la temperatura de un coche alcanza los 30ºC, aumenta en un 20% el riesgo de cometer errores durante la conducción y reduce en un 22% el tiempo de reacción.

   Por ello, expertos de los hospitales de Torrevieja y València han alertado de que el calor afecta a las capacidades y al comportamiento del conductor. Según Ignacio García, especialista de la Unidad de Tráficos y adjunto a la dirección médica de Hospital Quirónsalud València, "el exceso de temperatura que captamos en nuestra superficie corporal se transmite a un área de nuestro cerebro, el hipotálamo. Esta glándula, que además de regular nuestra temperatura corporal, cumple otras funciones como control de nuestros estados de ánimo, modula el sueño y permite la capacidad de reacción ante ciertas circunstancias inesperadas".

   El exceso de calor afecta a las funciones de dicha glándula y es capaz de provocar fallos en la conducción, que se manifiestan como fatiga, cansancio, somnolencia, agresividad e incluso merma la capacidad de concentración y de atención, lo que limita los tiempos de reacción ante una circunstancia determinada.

   Por su parte, Alfredo Pérez Cortada, especialista de la Unidad de Tráficos de Hospital Quirónsalud Torrevieja, ha agregado: "deberíamos evitar para viajar las horas de más calor, lo más recomendable es hacerlo a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde, pero siempre con luz diurna".

   Además, una temperatura interior del vehículo entre 35 y 40 grados centígrados es igual de peligrosa que haber bebido cinco cervezas. Con ese calor, el conductor deja de percibir entre el 15 y el 20% de las señales de tráfico y sus errores se incrementan hasta en un 35%.

CONSEJOS PARA UNA CONDUCCIÓN SEGURA

   Entre los consejos para evitar esas altas temperaturas, han indicado que se debería estacionar el vehículo en zonas con sombra y, si no es posible, utilizar parasoles, lo que permite una disminución de 15ºC de temperatura respecto a la exterior.

   Cuando empezamos la conducción, se debe igualar las temperaturas del exterior y del interior, para ello hay que bajar las ventanillas y encenderemos el aire acondicionado, hasta alcanzar una temperatura de entre 21ºC y 22ºC; posteriormente cerraremos las ventanillas y dirigiremos la fuente del aire de modo que no se proyecte directamente sobre nuestro cuerpo.

   Igualmente, es conveniente llevar bebidas para hidratarse, sobre todo si viajamos con niños o ancianos, así como utilizar gafas de sol, ropa cómoda y holgada y un calzado que se debe ajustar al pie, evitando el uso de sandalias y chanclas.

   Es importante recordar hacer una parada cada 2 horas aproximadamente o cada 200 kilómetros, y comer alimentos ligeros, como ensaladas, fruta y pasta. Y, por último, han subrayado que "nunca" se debe dejar "ni un instante" a un niño solo en el interior de un coche expuesto al sol.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter