Contador

La cirugía del cáncer de colon se puede practicar en más del 80% de las ocasiones por laparoscopia

Tumor de colon. Cáncer.
IRB
Publicado 30/03/2017 14:59:03CET

MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

La cirugía del cáncer de colon se puede practicar en más del 80% de las ocasiones por laparoscopia y que este abordaje mínimamente invasivo consigue los mismos resultados a corto y largo plazo que la cirugía convencional abierta, señala el jefe de Cirugía del Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón, doctor Salvador Morales Conde.

El experto recomienda esta técnica ya que conlleva menor dolor postoperatorio y una más pronta recuperación del paciente. "Podemos, incluso, ir más lejos en esa mínima invasión y efectuar el mismo procedimiento por puerto único, es decir, a través de una sola incisión de menos de cuatro centímetros a nivel umbilical", aunque esto último solo se hace en determinados casos.

En cuanto al tratamiento, señala que la cirugía es fundamental en los casos de cáncer colorrectal. "Es una patología potencialmente curable, de ahí que una cirugía oncológica correcta y adecuada tenga un papel fundamental para conseguir la exéresis del tumor", afirma.

Por este motivo, y en correlación con el diagnostico precoz, "la cirugía en estadios precoces tiene una mayor tasa de éxito en cuanto a la reducción de recidivas locales y de supervivencia de los pacientes".

Por su parte, el jefe del servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo del hospital Quirónsalud Infanta Luisa, el doctor Francisco Javier Pellicer Bautista, coincidiendo con el Día Mundial contra el Cáncer de Colon, que se celebra este viernes 31 de marzo, recuerda que el diagnóstico precoz de la enfermedad conlleva un mejor pronóstico y facilita la cura hasta en el 90% de los casos.

"Esta enfermedad suele tener síntomas inespecíficos, como sangrado en las heces, cambios en la frecuencia y en la forma, diarrea prolongada, dolor o molestias en la parte baja el abdomen, pérdida de peso, cansancio y, en algunas ocasiones, anemia", añade. S

"Sin embargo, el cáncer colorrectal no tiene necesariamente que provocar síntomas y, en ocasiones, cuando los produce, suele encontrarse en una fase avanzada, de ahí la importancia de realizar pruebas de cribado o 'screening'. "Los principales métodos de cribado de cáncer colorrectal son la detección de sangre oculta en heces y la colonoscopia", concluye.

CONSEJOS DE PREVENCIÓN

Según los especialistas, las revisiones están recomendadas a partir de los 50 años, excepto en quienes tengan antecedentes familiares de primer grado que hayan padecido la enfermedad, en cuyo caso las pruebas deben adelantarse.

Los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal y aquellos con algún tipo infrecuente de patologías hereditarias, como las poliposis (en las que hay más de 100 pólipos en el colon) o el cáncer hereditario, tienen más posibilidades de padecer cáncer colorrectal y requieren un seguimiento especial.

Además, se recomienda adoptar estilos de vida saludable; realizar una dieta baja en grasas y rica en fibras, frutas, vegetales, folato, calcio y vitamina D; evitar el sobrepeso y la obesidad; no fumar; hacer ejercicio físico; moderar el consumo de alcohol, y imitar la ingesta de carnes roja, procesada y cocinada muy hecha o en contacto directo con el fuego.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter