Contador

El cáncer colorrectal, ¿cuál es el perfil de riesgo?

Imagen colon
IBEROINVESA
Publicado 08/05/2017 8:58:36CET

   MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

   Una encuesta de evaluación del riesgo de cáncer de colon en 'Cleveland Clinic', en Cleveland, Ohio, Estados Unidos, encontró que los participantes que hicieron más ejercicio, siguieron una dieta saludable y no fumaron presentaban menos probabilidades de tener antecedentes personales de cáncer colorrectal o pólipos de colon.

   Este análisis de riesgo 'on line', que registró más de 27.000 respuestas de todo el mundo, pone de relieve los factores de riesgo modificables, como la dieta y comportamientos de estilo de vida, revelados por los pacientes sin antecedentes personales de cáncer colorrectal y pólipos.

   El equipo de investigación -que presenta su encuesta en la Semana de la Enfermedad Digestiva 2017, que se celebra en Chicago, Illinois, Estados Unidos-- también encontró que menos del 10 por ciento de todos los encuestados declaró que comió cinco o más porciones de frutas, verduras y granos por día y sólo alrededor del 25 por ciento realizó al menos 30 minutos de ejercicio cuatro veces por semana. Además, detectaron que sólo el 36 por ciento de los entrevistados estaban al día con el cribado colorrectal actual, según las directrices de los Servicios Preventivos de Estados Unidos.

   "El cáncer de colon es una enfermedad prevenible. Estos resultados enfatizan los factores modificables conocidos que pueden alterar el riesgo --dice la presidenta del Colegio Americano de Gastroenterología, Carol A. Burke, gastroenteróloga en la Clínica Cleveland. El cáncer de colon ha tenido un descenso significativo en Estados Unidos desde 1980, cuando se introdujo por primera vez el cribado de cáncer colorrectal, pero estos resultados muestran que la detección de la enfermedad --y la adhesión a un estilo de vida saludable-- parecen estar lamentablemente subutilizados".

   Burke y sus colegas desarrollaron la encuesta digital para proporcionar a los encuestados información sobre su riesgo de cáncer colorrectal basado en la información aportada sobre antecedentes personales y familiares de cáncer colorrectal y pólipos. La encuesta genera sugerencias para que cada participante modifique los factores de riesgo a través del cribado, así como cambios de estilo de vida y dietéticos.

   El cuestionario, que se hace en cinco minutos y que se puede encontrar en clevelandclinic.org/preventcoloncancer, pregunta a los encuestados sobre su edad, sexo, etnia, estatura, peso, factores dietéticos, historia de tabaquismo, actividad física, antecedentes personales y familiares de cáncer colorrectal o pólipos y adherencia al cribado.

DEMOGRAFÍA DE LAS PERSONAS ADHERIDAS AL CRIBADO COLORRECTAL

   Los resultados mostraron que los encuestados con más probabilidades de adherirse a las directrices de detección de cáncer colorrectal eran blancos y mujeres. También estaban menos expuestos al tabaco, comían más porciones diarias de una dieta basada en vegetales y se ejercitaban más que aquellos que no estaban al día con el cribado. Los datos indicaron que los encuestados con un familiar de primer grado con cáncer colorrectal y pólipos eran significativamente más propensos a adherirse al cribado: el 35,7 por ciento frente al 19,4 por ciento de los participantes sin un pariente de primer grado afectado.

   Después de completar la encuesta, los participantes obtienen una puntuación promedio sobre su riesgo bajo, medio o alto de cáncer colorrectal en función de antecedentes personales y familiares reportados de cáncer colorrectal, pólipos o ambos. También reciben un árbol genealógico que muestra a los familiares que están afectados con cáncer colorrectal o pólipos y un llamamiento a la acción que define a qué edad debe comenzar la detección y con qué frecuencia debe hacerse.

   "Nuestra esperanza al proporcionar esta evaluación digital es que las personas podrían cogerla, imprimir los resultados con la llamada a la acción y llevárselos a sus médicos para iniciar la conversación sobre la detección de cáncer colorrectal", afirma el doctor Burke.

   "A su vez, los médicos entienden mejor la demografía de las personas que han disminuido en la participación en la detección del cáncer colorrectal: el sexo masculino, la etnia no blanca, historia de tabaquismo, mayor índice de masa corporal (IMC) y menor ingesta de dieta a base de verduras. Estos resultados pueden ayudar a dirigir a los pacientes y animarlos a hacerse una prueba. Nuestra próxima investigación es determinar si nuestra herramienta mejora la adherencia de los pacientes a la detección", concluye.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter