Un beso de diez segundos transmite ochenta millones de bacterias

Eructo, grito, halitosis, aliento, lengua
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / WISSANU_PHIPHITHAPHONG
Publicado 14/02/2018 12:00:10CET

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

La halitosis es uno de los principales motivos de rechazo a la hora de mantener relaciones sexuales y afecta a la seguridad de uno mismo, ha advertido la psicóloga especializada en terapia sexual y de pareja, Montse Iserte.

Al margen del componente psicológico, la superficie de la lengua constituye uno de los principales refugios bacterianos debido a su morfología áspera y rugosa. "Se ha comprobado que los pacientes con halitosis tienden a presentar significativamente mayor cantidad de saburra lingual, una capa blanquecina que se crea sobre la lengua, formada por bacterias y provocada por diversos tipos de patologías", ha confirmado el director del Departamento de Otorrinolaringología del Centro Médico Teknon de Barcelona, Jordi Coromina.

Un estudio realizado por científicos holandeses en el año 2014 reveló que un beso íntimo de diez segundos provoca la transferencia de 80 millones de bacterias a través de la saliva. Los investigadores encontraron que la particular comunidad de bacterias que vivía en la lengua de uno de los voluntarios coincidía mucho más con las existentes en la lengua de su pareja o que con las de una lengua extraña.

Por su parte, el director del Instituto del Aliento y responsable de la Unidad Hospitalaria de Halitosis en Teknon, Jonas Nunes, ha señalado a la limpieza de la lengua como un factor determinante para el control de la halitosis. "Limpiar la lengua con un cepillo de dientes disminuye un 45 por ciento el mal olor producido por bacterias, mientras que el uso de un limpiador lingual lo reduce hasta un 75%", ha concluido el experto.