Contador

Los bebés amamantados tienen menos probabilidades de tener eczema cuando son adolescentes

Lactancia, bebé, niña, pecho
FLICKER/SHINGLEBACK
Publicado 14/11/2017 8:15:39CET

   MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Los bebés cuyas madres recibieron apoyo para amamantar exclusivamente durante un periodo mantenido desde su nacimiento tienen un 54 por ciento menos de riesgo de eczema a la edad de 16 años, según muestra un nuevo estudio dirigido por investigadores del 'King's College London', en Reino Unido; la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, y la Universidad McGill, en Canadá.

   El estudio, que se publica este lunes en 'Journal of the American Medical Association (JAMA) Pediatrics', examinó a más de 13.000 adolescentes de Bielorrusia inscritos en el Ensayo de Intervención de Promoción de la Lactancia Materna (PROBIT, por sus siglas en inglés) y encontró una reducción del 54 por ciento en casos de eczema entre adolescentes cuyas madres habían recibido apoyo para amamantar exclusivamente.

El eczema, que hace que la piel se ponga picante, seca, agrietada, dolorida y roja, afecta a uno de cada cinco niños y a uno de cada diez adultos en el mundo desarrollado. El autor principal del artículo, Carsten Flohr, cuyo trabajo es apoyado por el Centro de Investigación Biomédica en Guy's y St Thomas del Instituto Nacional de Investigación en Salud (NIHR, por sus siglas en inglés) y el King's College de Londres, dice: "La OMS recomienda entre cuatro y seis meses de lactancia materna exclusiva para ayudar a prevenir la alergia y las enfermedades asociadas. Nuestros hallazgos añaden más peso a la importancia de campañas como la Iniciativa Hospitalaria Amigable con los Niños (BFHI, por sus siglas en inglés), que está abordando bajas tasas de lactancia materna a nivel mundial".

   El estudio PROBIT reclutó un total de 17.046 madres y sus recién nacidos entre junio de 1996 y diciembre de 1997. La mitad de las maternidades y clínicas pediátricas involucradas en el estudio proporcionaron apoyo adicional basado en las recomendaciones de la BFHI de la OMS y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, mientras que la otra mitad continuó con sus prácticas habituales.

   "PROBIT, el ensayo aleatorizado más grande jamás realizado en el área de la lactancia humana, continúa brindando información científica y clínicamente importante más de dos décadas después de su inicio", dice el doctor Michael Kramer, de la Facultad de Medicina y el Instituto de Investigación de McGill del Centro de Salud de la Universidad McGill (RI-MUHC), principal investigador del estudio PROBIT.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter