CLAVE PARA EL DESARROLLO DE FUTURAS VACUNAS

Anticuerpos de llamas pueden destruir varios virus circulantes del VIH

Actualizado 19/12/2014 14:52:46 CET

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores de la University College de Londres (Reino Unido) han descubierto que una combinación de anticuerpos de las llamas puede destruir una amplia gama de virus circulantes del VIH, lo que abre nuevas vías al desarrollo de una vacuna segura y eficaz frente al virus, según los resultados que publica la revista 'PLoS Pathogens'.

   Los investigadores recurrieron a estos mamíferos domésticos de Sudamérica ya que es más fácil trabajar con sus anticuerpos en el laboratorio, dado que están constituidos por un único gen mientras que los humanos y los de la mayoría de las especies están formados por dos genes, que tienen que ser emparejados correctamente.

   Además, según ha explicado a 'Sinc' Laura McCoy, una de las autoras del trabajo, los anticuerpos de llama son más pequeños que los humanos y se unen más fácilmente a la superficie del virus.

   En concreto, hay muchos anticuerpos neutralizantes que se dirigen contra una parte específica del virus que se une a las células CD4 del sistema inmune. De modo que, cuando estas células son atacadas por el VIH, el organismo pierde defensas y se convierte en mucho más vulnerable a las enfermedades y sufre el síndrome de inmunodeficiencia adquirida o sida.

   Los investigadores identificaron cuatro anticuerpos neutralizantes de llama que se dirigen a distintas zonas de esa parte del virus que se une a las células y cuando se utilizan en combinación son más potentes, algo que hasta ahora no había sido posible en ninguna otra especie.

   Lo más importante, según aseguran, es que este trabajo puede ayudar a desarrollar una futura vacuna contra el VIH en humanos, ya que permite "entender mejor" cómo el sistema inmune responde a la vacunación, apunta McCoy.

   De hecho, incluso se abre la posibilidad de inyectar los anticuerpos para proteger de la infección, aunque esto debe ser estudiado cuidadosamente porque podría provocar una reacción adversa del organismo.

   No obstante, reconocen que estos resultados aún están lejos de poder extrapolarse a humanos. En primer lugar porque los anticuerpos de llama son genéticamente muy distintos, y también porque, a pesar de que los anticuerpos neutralizantes se encontraron en todos los ejemplares inmunizados, las concentraciones fueron demasiado bajas como para pensar en una vacuna verdaderamente eficaz contra el virus.

   En cualquier caso, este estudio supone un paso más en la búsqueda de la vacuna contra el VIH y puede dar pie a encontrar anticuerpos similares en otros modelos animales que sean más aplicables al ser humano. "Y las llamas seguirán siendo un modelo útil para generar anticuerpos específicos contra patógenos difíciles de combatir", según esta experta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter