Y facilitar la cirugía

Un agente inyectable para iluminar al cáncer

Un agente inyectable ilumina el cáncer durante la cirugía
MELODI JAVID WHITLEY/ DUKE MEDICINE
Actualizado 07/01/2016 9:17:18 CET

   MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Médicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Duke, en Durham, Carolina del Norte, Estados Unidos, han probado un nuevo agente inyectable que hace que las células cancerosas en un tumor se iluminen en fluorescente, lo que podría aumentar la capacidad del cirujano para localizar y eliminar todo un tumor canceroso en el primer intento. La tecnología de imagen se ha desarrollado gracias a la colaboración de científicos de Duke, el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos, y Lumicell Inc.

   Según los resultados de esta investigación publicados este miércoles en la revista 'Science Translational Medicine', una prueba realizada en el Centro Médico de la Universidad de Duke en 15 pacientes sometidos a cirugía para el sarcoma de tejidos blandos o el cáncer de mama encontró que el agente inyectable, un líquido azul llamado LUM015, identificó los tejidos cancerosos en pacientes humanos sin efectos adversos.

   Los cirujanos de cáncer actualmente se basan en imágenes transversales como resonancias magnéticas y tomografías computarizadas para guiarse durante la intervención para eliminar un tumor y su tejido circundante. Pero en muchos casos, no se detecta parte del tejido canceroso alrededor del tumor y permanece en el paciente, a veces requiriendo una segunda cirugía y la radioterapia.

   "En el momento de la cirugía, un patólogo puede examinar el tejido de las células cancerosas en el borde del tumor utilizando un microscopio, pero debido al tamaño del cáncer es imposible revisar toda la superficie durante la cirugía --señala el autor principal, David Kirsch, profesor de Oncología de Radiación y Farmacología y Biología del cáncer en la Escuela de Medicina de la Universidad de Duke--. El objetivo es dar a los cirujanos una tecnología práctica y rápida que les permita escanear el lecho tumoral durante la cirugía para buscar cualquier fluorescencia residual".

   Investigadores de todo el mundo están llevando a cabo técnicas para ayudar a los cirujanos a visualizar mejor el cáncer, algunos utilizando un mecanismo similar como LUM015, que se activa por las enzimas. Pero el ensayo realizado por Duke es con el primer agente de imágenes activador de la proteasa para el cáncer cuya seguridad se ha probado en los seres humanos, destaca Kirsch.

   LUM015 fue desarrollado por Lumicell, una empresa iniciada por investigadores del MIT y la participación de Kirsch. En los experimentos complementarios en ratones descritos en la revista, LUM015 se acumula en tumores donde crea la fluorescencia en el tejido tumoral que es en promedio cinco veces más brillante que el músculo regular. Las señales resultantes no son visibles a simple vista y deben ser detectadas por un dispositivo de imágenes de mano con una cámara sensible, que Lumicell también está desarrollando, apunta Kirsch.

   En la sala de operaciones después de la eliminación de un tumor, los cirujanos colocan el dispositivo de formación de imágenes dispositivo de mano en la superficie de corte y éste puede alertar de las áreas con células cancerosas fluorescentes.

   Al entrar en la cirugía, el objetivo es siempre eliminar el cien por cien del tumor, además de un margen de tejido normal alrededor de los bordes, explica el autor principal, Brian Brigman, jefe de Oncología Ortopédica en Duke. Luego, los patólogos analizan los márgenes durante varios días y determinan si son claras.

   "Esta técnica patológica para determinar si el tumor permanece en el paciente es el mejor sistema que tenemos actualmente y ha estado en uso durante décadas, pero no es tan preciso como nos gustaría", afirma Brigman, quien también es el director del Programa del Sarcoma en el Instituto del Cáncer de Duke.

   "Si esta tecnología tiene éxito en ensayos posteriores, supondría cambiar significativamente nuestro tratamiento del sarcoma. Si podemos aumentar los casos en los que se elimina el cien por cien del tumor, podríamos evitar las operaciones posteriores y, potencialmente, la recurrencia del cáncer. Saber dónde hay enfermedad residual también puede guiar la terapia de radiación o incluso reducir la cantidad de radiación que recibe un paciente".

   Investigadores del Hospital General de Massachusetts están actualmente evaluando la seguridad y eficacia de LUM015 y el dispositivo de imágenes Lumicell en un estudio prospectivo de 50 mujeres con cáncer de mama. Después, añade Kirsch, múltiples instituciones probablemente analizarán si la tecnología puede disminuir el número de pacientes que necesitan operaciones posteriores tras la extracción inicial del cáncer de mama.

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter