¿Se acaban las vacaciones? Claves para superar la 'depresión' postvacacional

Dormido, depresión postvacacional
FLICKR / PURIFICACIÓN AIRLIFE
Actualizado 24/08/2018 13:54:59 CET

MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

Septiembre está a la vuelta de la esquina y volver a la rutina nunca es fácil. La vuelta puede hacerse muy cuesta arriba en algunas ocasiones y a la mayoría de las personas les cuesta coger el ritmo, sobre todo después de haber disfrutado de un mes de ocio.

Datos de la Sociedad Española de Neurología muestran que el 35 por ciento de los trabajadores entre 25 y 40 sufre estrés postvacacional. El estrés, en este caso, es "inútil", según la doctora de Medicina General y Familiar de mediQuo, Judith Calpe. No sólo no ayuda a salir adelante, sino que llega a bloquear o paralizar frente a una situación de cambio. Es el más común en el entorno de trabajo, más aún al regreso de vacaciones.

Los riesgos del estrés para la salud son múltiples, algunos más graves que otros. La doctora Calpe especifica que pueden ir desde las tensiones musculares y la rigidez de mandíbula, hasta el dolor de cabeza pasando por el insomnio y el cansancio extremo. Destacan también las molestias en el pecho, los dolores de estómago, diarreas o estreñimiento, modificaciones en el peso, irritabilidad, apatía y ausencia de deseo sexual y problemas de memoria.

Por lo tanto, prevenir el estrés se convierte en una parte muy importante para ayudar a superar la depresión postvacacional. Además, la Asociación Española de Coaching (ASESCO) aconseja llevar a cabo las siguientes medidas.

- Empezar por el cuerpo. Básicamente, hay que cuidar la alimentación y el sueño y realizar ejercicio físico. Una dieta saludable, que deje de lado los excesos, ayuda a eliminar las toxinas que se han acumulado en verano. Según la doctora Calpe, frutas, verduras y legumbres también logran un subidón de energía que dura varias horas.

En cuanto al deporte, genera una liberación de endorfinas y serotonina al instante, lo que también regula el sueño, el apetito y el estado de ánimo. Por otro aldo, al proporcionar placer y eliminar toxinas, refuerza la autoestima. La doctora de Medicina General y Familiar recomienda "no practicarlo a última hora porque empeorará el sueño y el descanso.

Para cuidar el sueño, lo mejor es establecer unos horarios que incidan en la recuperación de la rutina. Es necesario conciliar el sueño bien, y pueden desarrollarse iniciativas para lograrlo: una ducha caliente, el ambiente de la habitación y desconectar el móvil.

- Cuidar las emociones y los pensamientos. ASESCO recomienda dialogar con el cuerpo, escucharle y mimarse a uno mismo. Por su parte, la socióloga Alicia Aradilla hace hincapié en que el lenguaje interno crea nuestra neurología, de modo que lo que nos decimos es determinante en los estados anímicos posteriores.

"En cierta manera con nuestro lenguaje interno ya estamos cocinando un asegurado síndrome de estrés post vacacional, en muchas ocasiones, sin tener conciencia de ello, aunque hacerlo de manera poco consciente no influye sobre el estado anímico de estrés al que nos estamos enfocando", ha indicado Aradilla.

La experta ha continuado con el ejemplo de un último día de vacaciones. "Imagina un último día de vacaciones, relajado, tranquilo, descansado, lleno de disfrute y diversión de los días pasados y en voz alta o internamente, decimos 'Mañana vuelta a la realidad'".

"¿Qué mensaje estás enviando a tu subconsciente?", se ha preguntado la experta. "Todo lo vivido en las vacaciones ¿no es realidad? ¿Solamente es realidad cuando estamos en el trabajo?
Esa y otras frases son pequeñas perversiones neurolingüísticas que nos regalamos a nosotros mismos. ¿El último día de trabajo te dijiste algo como 'Mañana me voy de vacaciones, vuelta a la realidad'? Probablemente, no", ha concluido.

Por lo tanto, al hecho de prestar atención al lenguaje interno, la socióloga recomienda evitar la queja y la negatividad, manifiesta que el silencio es buen compañero y definde la necesidad de decirse nuevas frases a uno mismo que no se hayan dicho antes y que se sepa que elevan el estado de ánimo.

Por otra parte, ASESCO ha incidido en que la meditación o el 'mindfullness', practicados de manera regular, "incrementan la conexión interna y la creatividad, así como cuidan la 'higiene mental' y limpian al que lo practica de pensamientos y emociones limitantes que contaminan el estado mental y el físico.

- Si la vuelta entristece. ASESCO recomienda agradecer el tiempo de vacaciones y valorar lo que se ha vivido. Ayuda a centrar el foco de atención en el momento presente, reequilibrado el estado mental, tomando consciencia de que la tristeza vive en el pasado y la ansiedad en el futuro y que son emociones fruto de los pensamientos que se eligen en el pensamiento presente.

BUEN MOMENTO PARA REPENSAR LOS OBJETIVOS LABORALES

- Conseguir los objetivos deseados en el trabajo. La Asociación Española de Coaching también cree importante que tras la época vacacional, un individuo analice el putno en que se encuentra y hacia dónde quiere seguir avanzando.

Para ello, aconseja definir los propios objetivos profesionales de forma retadora, introducir elementos de placer en el camino del logro de los objetivos y marcarse hitos que permitan tomar consciencia de cómo se está evolucionando. Por último, han incidido en la necesidad de premiarse a uno mismo.