El 96,3% de los vapeadores españoles usa el cigarrillo electrónico como alternativa al tabaco

Cigarrillo electrónico, vapeador, vapeando, e-cigar
PIXABAY - Archivo
Publicado 18/07/2018 13:27:58CET

MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

El 96,3 por ciento de los vapeadores españoles usa el cigarrillo electrónico como alternativa al tabaco, de los cuales el 69,8 por ciento ha sustituido completamente el tabaco por este dispositivo, mientras que el 26,5 por ciento ha logrado reducir su consumo de cigarros convencionales, según se desprende de un estudio llevado a cabo por la Unión de Promotores y Empresarios del Vapeo (UPEV).

Asimismo, uno de cada dos usuarios de cigarrillos electrónicos asegura que ahora tiene una mayor capacidad pulmonar y una menor sensación de ahogo al realizar deporte, mientras que el 47,2 por ciento valora que no deja olor en la ropa o en el ambiente y que no mancha. Por su parte, uno de cada tres asegura que ha desaparecido la tos, un aspecto que resaltan aún más los usuarios que vapean diariamente.

Del mismo modo, según los datos obtenidos en el trabajo, el 45,2 por ciento señala que las personas de su entorno valoran la ausencia de humo y de malos olores, mientras que el 22 por ciento asegura que han notado una mejoría en su salud.

Respecto a la percepción de los usuarios sobre los efectos de los cigarrillos electrónicos en la salud, el 91,8 por ciento es consciente de que los vaporizadores personales son menos perjudiciales que el tabaco, mientras que tan solo el 0,3 por ciento cree que pueden ser más dañinos. De hecho, el 70,2 por ciento recomendaría proactivamente su uso a sus amigos fumadores como herramienta de reducción de daños.

Asimismo, el 69,8 por ciento ha logrado sustituir completamente el tabaco por los vaporizadores personales, optando así por una alternativa de riesgo reducido, lo que indica que no son consumidores duales. En ese sentido, para el 84,3 por ciento de los usuarios, los cigarrillos electrónicos son el método más eficaz de reemplazo de nicotina, muy por delante de los parches y de los chicles.

LA MAYORÍA LO COMPRA EN LOCALES ESPECIALIZADOS

En relación a los espacios de adquisición y consumo de cigarrillos electrónicos, el 96,7 por ciento opta por adquirir el producto en este tipo de locales, seguido de tiendas 'on line' o 'e-commerce'.

Respecto a los espacios de consumo, el más habitual es el ámbito doméstico, escogido por el 42,3 por ciento de los usuarios. Por su parte, el 35,2 por ciento vapea en cualquier sitio, siempre que esté permitido por la ley, mientras que tan solo el 1,5 por ciento lo hace en bares y restaurantes, si bien este porcentaje es mayor (un 21%) entre los usuarios que vapean con menor frecuencia.

Sobre la reacción de terceras personas, un 54,2 por ciento explica que la gente muestra curiosidad, mientras que un 22 por ciento asegura pasar desapercibido y solo un 5 por ciento cree que los demás actúan con reprobación o que procuran apartarse.

"Este estudio ofrece por fin una imagen fiable de cómo es el vapeador en España, y destierra algunos mitos, como el del consumo dual o que no es una alternativa eficaz al cigarrillo convencional. La encuesta refleja que tanto los vapeadores como su entorno han notado una importante reducción de daños al cambiar el tabaco por los cigarrillos electrónicos. Las autoridades sanitarias deben escuchar a los vapeadores y valorar el cigarrillo electrónico para que conjuntamente podamos trabajar en favor de reducir los daños asociados al tabaquismo abriéndonos a las evidencias", ha zanjado el presidente de UPEV, Arturo Ribes.

Contador