PARA PREVENIR SOFOCOS Y SUDORACIÓN

¿Sobrellevar la menopausia en verano? Consejos para sus síntomas más molestos

Menopausia, sofocos
GETTY/BAKIBG
Actualizado 18/07/2016 13:09:03 CET

   MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Uno de los síntomas más frecuentes de la menopausia son los sofocos, acompañados de sudoración e insomnio, entre otros, que se incrementan con la llegada del verano y las altas temperaturas. Por eso, muchas mujeres buscan recomendaciones que les ayuden a sobrellevar dichos efectos y poder disfrutar de las vacaciones sin agobios.

   La menopausia suele iniciarse en torno a los 45 años y, para muchas mujeres, es sinónimo de cambio porque supone una transformación en el organismo y en su estado de ánimo como causa de los cambios hormonales. No obstante, sus efectos varían mucho de una mujer a otra, tratándose de un cambio que se produce de forma progresivo y no repentino.

   Por esta razón, la ginecóloga de la unidad de suelo pélvico del Hospital Quirón de Madrid y portavoz de la web centradaenti.es de Tena Lady, ha ofrecido a Infosalus una serie de recomendaciones para que la menopausia no altere tu calidad de vida ni interrumpa tu verano.

1.- Practica ejercicio físico: Es una excelente manera de fortalecer huesos, articulaciones y músculos y, además, puede mejorar la flexibilidad. También favorece la amplitud de los movimientos articulares, el tono muscular y la circulación.

   2.- Los ejercicios de relajación son positivos: La playa y la montaña son espacios perfectos para relajarnos durante las vacaciones y dónde poder realizar métodos de relajación. Disminuyen la tensión y, por tanto, reducen la ansiedad o angustia, mejoran la concentración, la memoria y ayudan al aumento de la autoestima.

3.- Evitar hábitos nocivos como fumar, beber alcohol o consumir café.

   4.- Caminar todos los días media hora y enriquecer la dieta con alimentos ricos en calcio para prevenir la osteoporosis. Consumir productos lácteos, frutos secos, sardinas o anchoas y, en menor medida, legumbres y vegetales verdes como la espinaca, acelga o brócoli.

   Para absorber bien el calcio es esencial que los niveles de vitamina D sean óptimos y lo mejor para activarlos es tomar el sol. Los paseos al borde del mar o la práctica de senderismo son buenas alternativas.

   5.- Alimentación equilibrada: Durante la menopausia existe una tendencia a aumentar de peso porque el tejido adiposo se redestribuye y favorece a la acumulación en la zona abdominal. Según la OMS, si se exceden de las necesidades energéticas recomendadas, 1800 calorías, es fácil tender hacia la obesidad.

   6.- Mantener en forma el suelo pélvico porque la carencia hormonal favorece la aparición de incontinencia urinaria y prolapso genital en mujeres que han tenido hijos y no han recuperado la musculatura del suelo pélvico.

   7.- Prevenir sofocos: para minimizar los efectos de los sofocos y la sudoración nocturna, existen complementos alimenticios que ofrecen beneficios como la melatonina, las isoflavonas de soja, el trebol rojo, lúpulo o salvia.

   8.- Proteger la piel: El desajuste hormonal también afecta a la piel porque la deshidrata y se vuelve menos elástica, se seca y se arruga. Por eso, es momento de nutrirla con ingredientes beneficiosos como vitamina E, borraja y onagra.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter