Odontólogos aseguran que acudir a la consulta ayuda a evitar partos prematuros

Dentista. Dientes. Empaste
PIXABAY - Archivo
Publicado 20/03/2018 17:07:35CET

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM) ha asegurado que acudir a la consulta del dentista ayuda a evitar partos prematuros, pues "existe una clara relación entre enfermedades periodontales y el nacimiento prematuro del bebé".

Por ello, consideran que la salud bucodental durante el embarazo es muy importante para las futuras madres, visitando al dentista al menos dos veces al año.

Sin embargo, este no es el único beneficio que los odontólogos aseguran que puede proporcionar ir a la consulta, pues también permite la detección temprana de enfermedades graves; en concreto, realizar visitar periódicas permite a los profesionales detectar lesiones malignas o pre-malignas en la boca y alertamos así de un problema de salud grave, como puede ser el cáncer oral.

"El abandono de la población condiciona que los pacientes acumulen patologías crónicas y en ocasiones, un estado de deterioro que luego resulta más difícil y costoso de solucionar. Todos los esfuerzos que realicemos en promover la prevención son pocos", ha afirma el presidente del COEM, Antonio Montero.

Así como ha asegurado que reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares; los pacientes con algún tipo de enfermedad en las encías tienen entre un 25 y un 50 por ciento más de posibilidades de padecer un trastorno cardiovascular.

De igual modo, aumenta la calidad y "cantidad" de vida, y ayuda a disminuir la gravedad de enfermedades metabólicas como la diabetes, debido a que la enfermedad periodontal, además de provocar la pérdida de dientes, también puede afectar a la diabetes, perjudicando el control del azúcar en la sangre.

Detecta enfermedades renales, las cuales pueden ser detectadas en una revisión odontológica ya que, cuando los riñones no funcionan bien, se suele tener mal aliento y un sabor desagradable en la boca, han recordado.

También, controlar el bruxismo, o el hábito de apretar o rechinar los dientes, evita dolores de cabeza, contracturas cervicales, tensión, sensibilidad dentinaria e insomnio, y la visita al dentista cada seis meses desde una edad temprana contribuye a crear hábitos saludables en la infancia y en la adolescencia, han concluido los especialistas.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.