Las mujeres embarazadas y en período de lactancia deben aumentar su ingesta de agua

Mujer embarazada
ISGLOBAL - Archivo
Publicado 16/05/2018 11:36:37CET

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

Diversos expertos han recordado, en el III Congreso Internacional de Hidratación y V Nacional, que las mujeres embarazadas y en período de lactancia deben aumentar su ingesta de agua en 300 mililitros y 700 mililitros respectivamente a los dos litros recomendados.

Las embarazadas necesitan agua "para formar el líquido amniótico que rodea al bebé, apoyar el aumento en el volumen de plasma sanguíneo y producir leche materna", ha explicado la profesora asociada de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Adriana Ortiz. Además, "en las primeras etapas del embarazo, los vómitos pueden provocar pérdidas de líquidos", ha apuntado.

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) señala que entre el 70 y el 80 por ciento de la hidratación diaria debe provenir de diferentes tipos de bebidas, preferiblemente agua, mientras que entre el 20 y el 30 por ciento restante es aportado a través de la ingesta de alimentos.

En cuanto a la lactancia, la mujer pierde grandes cantidades de líquido mientras dan el pecho por lo que, según la EFSA, la ingesta de agua en madres lactantes debe compensar esta pérdida. Los bebés ingieren unos 700 mililitros de leche que pueden variar según el niño.

Además, la composición de la leche materna varía durante todo el período. "Al inicio tiene más agua para hidratar al bebé, y al final tiene más grasa, que permite la saciedad del bebé y es donde están las grasas apropiadas para el desarrollo neuronal del niño", ha explicado Ortiz.

La deshidratación en este contexto "también puede provocar cansancio en un momento que de por sí puede ser bastante estresante", ha añadido la también investigadora de la Cátedra Interncaional de Estudios Avanzados en Hidratación (CIEAH).

El embarazo suele suponer un aumento de peso de entre 10 y 15 kilos. El feto sólo representa aproximadamente un 25 por ciento, un 5 por ciento a la placenta y un 6 el líquido amniótico. El agua suele representar unas dos terceras partes del aumento del peso materno. Al final del primer trimestre, el agua representa un 94 por ciento del peso del bebé.