Contador

El ejercicio físico y la dieta mediterránea, fundamentales para prevenir el cáncer de mama

Cáncer de Mama
UAM
Actualizado 17/11/2016 17:41:24 CET

    MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El sobrepeso, el abandono de una dieta saludable, el sedentarismo y el retraso en la edad para tener hijos son factores de riesgo que condicionan el aumento del cáncer de mama, por eso es importante realizar el ejercicio físico y mantener una dieta saludable como la dieta mediterránea que han demostrado ser claves en la lucha contra enfermedad, ha explicado la doctora Eva Carrasco, directora científica de GEICAM.

   La experta, que ha participado en el marco de la jornada 'Nuevas vías de investigación en cáncer de mama. ¿Hacia dónde vamos?', organizada por el Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama y la Universidad Europea de Madrid (UEM) con motivo de la celebración de la Semana de la Ciencia, que "los factores de riesgo de cáncer de mama condicionan el aumento de su incidencia que actualmente se cifra en 26.000 nuevos casos al año".

   Sin embargo, se puede reducir el riesgo de forma individual introduciendo pequeños cambios en su dieta. Así, el consumo de alimentos de la 'dieta mediterránea' puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama hasta en un 30% . Asimismo, el ejercicio físico realizado de manera regular previene la aparición del cáncer de mama.

   "El ejercicio podría potencialmente aumentar los efectos de la medicación sin aumentar la toxicidad, sin dañar el organismo y protegiendo el corazón y su desgaste, el cual sufre numerosos daños debido a la toxicidad de los tratamientos", señala la experta.

   El ámbito psicológico de las pacientes es un área fundamental a tener en cuenta a fin de garantizar la mayor calidad de vida posible tras el diagnóstico de un cáncer de mama. "Las reacciones habituales son miedo, negación, rabia, culpabilidad, ansiedad, tristeza, dependencia, disminución de la autoestima y aislamiento", explica Begoña Arbulo, psico-oncóloga del Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid.

   "En las Unidades de Psicooncología se trabaja con las pacientes, sus familias y el equipo de profesionales del Servicio procurando ajustarse a las necesidades de la paciente en cada etapa de la enfermedad. Básicamente se trabaja para disminuir la sensación de desesperanza e incrementar la percepción de control, de cara a una mejor adaptación y calidad de vida", añade.

   Durante la jornada ha quedado patente que la investigación es fundamental en la mejora del conocimiento y tratamiento de la enfermedad. En la actualidad, gracias a ella, 8 de cada 10 mujeres superan el cáncer de mama a los cinco años del diagnóstico. En opinión de la doctora Eva Carrasco, "la sociedad debe tomar conciencia de que los conocimientos y recientes avances que están modificando de forma favorable el manejo de esta enfermedad, tienen detrás una firme apuesta por la investigación".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter