IV Jornadas en Dermatología para Atención Primaria

Acné, un problema que se sigue padeciendo hasta los 45 años

Acné. Mujer con acné. Granos. Pus
FUNDACIÓN PIEL SANA
Actualizado 15/06/2018 12:45:39 CET

   MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El acné siempre se ha asociado con la pubertad y la adolescencia, si bien, tal y como ha avisado la jefa de Sección del Servicio de Dermatología del Hospital 12 de Octubre de Madrid, Aurora Guerra, hasta el 45 por ciento de las mujeres mayores de 20 años lo sigue padeciendo, porcentaje que se sitúa en el 26 por ciento entre las de 20 y 30 años y en el 12 por ciento entre las de 30 y 40 años.

   "Por experiencia propia, cada vez hay una mayor tasa de mujeres adultas que tienen acné, que puede ser hasta los 45 años. Mujeres que incluso no han tenido acné en su adolescencia y que les aparece a partir de los 20 años de edad", ha señalado la experta durante las IV Jornadas en Dermatología para Atención Primaria de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

   Aunque puede deberse a la forma de vida, como por ejemplo el estrés, Guerra ha asegurado que lo que sí está claro que influye es un desequilibrio hormonal que a veces no se ha diagnosticado previamente. De hecho, prosigue, muchas de las pacientes con acné tienen un ovario poliquístico o son fumadoras.

   "El tabaco influye muchísimo. Los adolescentes que fuman tienen un acné más persistente que los que no fuman y esto tiene una relación directa con las enfermedades de obstrucción folicular, como la hidradenitis", ha enfatizado la doctora.

TRATAMIENTOS CONTRA EL ACNÉ

   Dicho esto, ha informado de que el tratamiento que hay que emplear en estas pacientes adultas con acné es suspender el tabaco, en el caso de que fumen, y posteriormente utilizar anticonceptivos adecuados y regular ese desequilibrio hormonal.

   "Generalmente, con anticonceptivos con acción antiandrogénica, además de los tratamientos tópicos que ya conocemos. Pero la mayor parte de las veces necesita un tratamiento hormonal que regule esa situación", ha informado, para advertir de que a veces se acompaña de hirsutismo (vello excesivo) y un pequeño grupo que también inicia una alopecia androgenética.

   A su entender, el acné es un proceso que se resuelve con facilidad, con los tratamientos que tenemos, salvo en aquellos casos en los que hay algo añadido como, por ejemplo, la resistencia a la insulina, el ovario poliquístico, el tabaco y otros síndromes autoinflamatorios.

   Por ello, la experta ha señalado la necesidad de que el médico de familia sepa diferenciar, por una parte, el acné vulgar, sin complicaciones; y aquellas otras formas clínicas que tienen una evolución tórpida o en las que sospechamos una resistencia a la insulina o una alteración hormonal, en las que ya hay que emplear otras medidas.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.